Anunciantes

EL CONSUMIDOR ESPAÑOL SE VUELVE MÁS RACIONAL

En comparación con etapas anteriores, se detectan algunos cambios en la conducta del consumidor que, en términos generales, responden a un comportamiento más racional. Así, por ejemplo, los alimentos frescos se compran con mayor frecuencia y en menores cantidades, se reduce el stock en el hogar de productos de droguería y se prescinde de algunos artículos de perfumería. Son datos de TNS WorldPanel.

Cada hogar español ha gastado 3.004 euros en lo que va de año en productos de gran consumo, lo que supone un 2,4% más que en 2007. El 49% de esa cantidad corresponde a la compra de alimentos frescos, un 39% a otro tipo de alimentos y bebidas y el resto a productos de droguería y perfumería. No obstante, si analizamos el consumo en términos de volumen, los datos confirman que el mercado no está creciendo, ya que el volumen de consumo por hogar se ha reducido un 2,5% en relación al mismo período (enero-septiembre) del pasado año.

La importancia del precio
En el nuevo ciclo económico el factor precio parece cobrar más importancia en las decisiones de compra del consumidor. En este sentido, el 23% de los consumidores afirma que el precio es lo más importante en sus decisiones de compra de gran consumo
(20% en 2007) y un 58% asegura buscar productos en oferta (54% en 2007).

El papel de las marcas
Los datos confirman también que las marcas del distribuidor han ganado terreno en el último año. Así, mientras en 2007 representaban un 29% en valor del consumo de alimentación (sin frescos) y bebidas, este año el porcentaje se sitúa en el
32%. Por tipos de producto, en los que más se consume la marca de distribuidor es en los de droguería (40,2%), seguidos de los de alimentación (descontando los productos frescos) y bebidas (32%); muy lejos se sitúan los productos de perfumería en los que la marca del distribuidor tan sólo supone el 8,9% del total

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir