líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El Corte Inglés financió casi la mitad de sus ventas el año pasado

La firma de grandes almacenes más importante de Europa sigue nutriéndose del patrón de consumo basado en el crédito, que conoció un ‘boom’ antes del estallido de la crisis y ha supuesto en el ejercicio de 2010 ventas por valor de 7.819 millones de euros, una cifra que representa el 47,6% de la facturación total.

Si nos atenemos a las cifras publicadas en el Informe Anual 2010, hecho público ayer y que recoge El Confidencial, la emisión de tarjetas de compra, que permiten al cliente pagar a fin de mes o financiar en diferentes plazos sus adquisiciones, ha superado ya los 11 millones, una cifra que demuestra la tendencia al alza de la financiación de las compras en todas sus variables.

De hecho, las operaciones aplazadas en este trienio de crisis económica han oscilado entre el 47% y el 48% de las ventas totales. De esos casi 8.000 millones financiados, 5.558 millones corresponden a la tarjeta de compra de El Corte Inglés. Además, la llamada fórmula personal de pago generó 1.802 millones adicionales, con un alza del 2,3% respecto al año anterior. Respecto a la actividad financiera, el Informe señala que “los ingresos por todos los conceptos han sido de 165 millones de euros, con un beneficio neto de 42 millones”, una cifra que mejora ampliamente los 28 millones que la empresa registró hace dos años, gracias al mantenimiento de un tipo de interés moderado y a la menor morosidad.

Y es que, a pesar del aumento desbocado de los impagos en la mayoría de sectores de actividad económica en España, existe la convicción en El Corte Inglés de que, tras la hipoteca, es su cuenta la que menos se impaga, ya que el cliente tiende a volver a sus centros. El Informe da la razón a esta creencia, señalando que “la contención en el crecimiento de los saldos de dudoso cobro, tras la fuerte subida del ejercicio anterior, ha contribuido a que las provisiones realizadas en el ejercicio 2010 sean significativamente inferiores a las registradas en 2009”.

A pesar de todo, ventas un 13,5% menores

En total, el Corte Inglés ganó el año pasado 319,4 millones de euros, un 13,5% menos que el año anterior. Es la cifra más baja para la compañía en el siglo, aunque le permite mantenerse a flote. Y es que la firma ha mantenido el esfuerzo inversor a costa de ganar menos dinero: en 2010 se destinaron 1.015 millones a nuevos centros comerciales, y la facturación ganó un 0.3%, con una cifra de 16.413,42 en plena crisis.

Una deuda que lastra los beneficios del grupo

Uno de los mayores escollos que tiene que salvar la compañía en los próximos 18 meses es el elevado importe de la deuda a corto plazo, que se eleva hasta los 1.957,6 millones de euros desde los 1.254,3 del año anterior. Esta cifra negativa se corresponde en su mayor parte con la adquisición de los terrenos del edificio Windsor y a la compra de acciones de la sociedad a algunos de sus accionistas hace apenas dos años.

A pesar de ello, la compañía aún dispone de crédito: 1.877 millones. El grupo incrementó los fondos propios en un 2,7% en el pasado ejercicio, hasta los 8.043,73 millones de euros.

 

Los anunciantes, con pasos de plomo para el patrocinio de los programas conmemorativos del 11SAnteriorSigueinteCómo reaccionan las redes sociales al reto de la seguridad en internet

Noticias recomendadas