Anunciantes

El fin de Apple tal y como lo conocíamos

El fin de Apple tal y como lo conocíamosCuando Tim Cook, consejero delegado de Apple, inauguraba el pasado mes de junio la conferencia anual de desarrolladores de la empresa de la manzana (WWDC), la presión sobre él era muy grande: las acciones y las ganancias de la antaño todopoderosa Apple llevaban meses instaladas en una tendencia descendente y, lo que es peor, su eterno rival Google seguía metiendo el turbo mientras la compañía de Cupertino notaba ya su aliento soplando en la nuca.

Ante esta situación, Cook se encontraba entre la espada y la pared y estaba obligado a ofrecer unas cuantas preguntas. Sin embargo, la máxima cabeza visible de la empresa de la manzana aprovechó la WWDC para volver a presentar la vieja Apple que todos conocemos. Unas cuantas mejoras, una sistema operativo con un “look” renovado, un nuevo servicio de música, pero ni rastro de la anhelada “next big thing” de Apple. Bien es cierto que, pese al valor decreciente de sus acciones en bolsa y a su menguante cuota de mercado, Apple sigue siendo una empresa altamente rentable. Sin embargo, ¿eso es excusa para tirar por la borda la que siempre ha sido la señal de identidad de la compañía de Cupertino: la fantasía?

Lo que está claro es que el pasado mes de junio no pudimos atisbar un ápice de la nueva Apple. Quizás Cook haya preferido esperar hasta el próximo otoño para presentar en sociedad a la nueva empresa de la manzana, un empresa de la manzana que podría ser radicalmente distinta a como hoy la conocemos. “Variada y barata”. Así podría ser la nueva Apple que veamos en los próximos meses, una Apple que podría diversificarse y abaratarse para ponerse a la altura de empresas de crecimiento imparable como Samsung y Google.

Aunque Apple en ningún momento lo ha confirmado, muchos consideran más que probable que la próxima gran sorpresa de Apple sea el lanzamiento de nuevos iPhones y phablets de diferentes colores y tamaños. Si hacemos caso de los rumores más atrevidos, el nuevo iPhone “low cost” de Apple será de plástico y tendrá un precio de salida en el mercado de apenas 99 dólares. Con esta nueva estrategia, Apple intentaría conquistar mercados como India y China, donde la gente no puede permitirse el lujo de gastarse los 650 dólares que cuesta un iPhone 5.

Y aunque a muchos les parezca una locura este cambio de estrategia, lo cierto es que los países en vías de desarrollo son los que más pegarán el estirón en los próximos años y son mercados que hoy por hoy están en manos de la competencia de Apple. En la actualidad sólo el 20% de los smartphones vendidos en Europa Occidental lleva el sello de la empresa de la manzana. Y a nivel mundial el porcentaje desciende al 18%. Los usuarios que quieren un smartphone a la última y tienen dinero para pagarlo, siguen apostando por Apple. Sin embargo, este tipo de usuarios son minoría. La mayoría tiene pocos ingresos y quiere simplemente un smartphone a buen precio. “Hemos llegado a la segunda fase de los smartphones, una fase dominada por los usuarios que no necesitan en realidad ningún teléfono inteligente y, sin embargo, quieren comprarlo”, explica Francisco Jerónimo, analista de IDC, en declaraciones a Focus. Este tipo de usuarios se decanta fundamentalmente por Samsung, Huawei, LG o Sony a la hora de comprar un smartphone. ¿La conclusión? Que si no cambia de estrategia, Apple tiene todas las de perder en esta segunda fase de los smartphones.

Un anticipo de lo que podría ser la nueva Apple pudimos verlo en el remozado sistema operativo iOS 7, cuyo rediseño ha firmado el emblemático Jonathan Ive. Colorido, sencillo y “juguetón”. Así es el nuevo sistema operativo para móviles de Apple, un sistema operativo con el que la empresa de la manzana pretende reducir distancias con la competencia, pero cuyo rompedor y nuevo estilo podría “espantar” también a sus clientes de toda la vida. De hecho, no son pocos los que se atreven a tachar de “feo” el nuevo iOS 7.

Independientemente de si es “bello” o no, lo cierto es que Apple quiere sacar partido al nuevo iOS 7 y no sólo con nuevos smartphones sino también con nuevas tabletas. De hecho, se espera que la compañía de Cupertino se saque de la chistera tres iPads durante los próximos doce meses: un iPad 5, un iPad Mini con pantalla Retina y un pequeño y económico iPad con un precio que oscilará entre los 230 y los 250 dólares. Con este último dispositivo Apple pretende llegar a un tipo de público que hasta ha estado siempre en manos de Samsung, Amazon y Asus. La cuota de mercado de Apple en el sector de las tablets se situó durante el primer trimestre del año por primera vez debajo del 40%, casi 20 puntos porcentuales menos que durante el mismo periodo del año anterior. Su nueva tablet “low cost” podría ayudar a Apple a remontar el vuelo y a mantener a raya a sus competidores.

De todos modos, la estrategia de la nueva Apple no pasa única y exclusivamente por la fabricación de dispositivos más asequibles. El propio Tim Cook lo reconoce: “Estamos preparando magnífico hardware, software y servicios que presentaremos el próximo otoño y a lo largo de todo el año 2014”. Y no resulta extraño que Apple no quiera dormirse en los laureles en el terreno del software y los servicios. Al fin y al cabo, su enemigo natural Google lleva años concentrado en el software y los servicios y no le va mal precisamente. De hecho, en el campo de los servicios cartográficos y de navegación, a Apple le queda todavía mucho camino por recorrer para ponerse a la altura de sus “enemigo” Google.

Aun así, y pese a la ofensiva de Apple para intentar parar los pies a Google, está claro que el gigante de internet no va a permanecer ni mucho menos con los brazos cruzados. Google tiene bajo la manga muchos ases. Tras el lanzamiento de sus esperadas Google Glass, podría sorprendernos también con un smartwatch e incluso una videoconsola. Y Apple hará algo para intentar amortiguar los ataques de su eterno rival. Todavía no sabemos qué, pero quizás en otoño se descubra el pastel.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir