Anunciantes

El fundador de IKEA, "hijo pródigo" de Suecia, vuelve a casa para pagar impuestos

ikeaIngvar Kamprad, el riquísimo fundador de IKEA, vivió durante varias décadas en Suiza, donde el fisco era mucho más permisivo que en su país natal, Suecia. Sin embargo, Kramprad, que no paga impuestos en su patria chica desde 1973, parece haberse reconciliado (tributariamente hablando) con su país natal.

Según informe el diario Dagens Nyheter, Kramprad, de 89 años, declaró el año pasado en su país de origen unos ingresos de 17,7 millones de coronas (aproximadamente 1,9 millones de euros). Y pagó en consecuencia un monto de 6 millones de coronas (640.000 millones) de euros en impuestos.

Esta cantidad es, no obstante, poco menos que "calderilla" si se compara con la fortuna familiar de Kamprad, valorada nada más y nada menos que en 40.000 millones de euros.

Kamprad abandonó Suecia en el año 1973. Tres años después, en 1976, el fundador de IKEA se mudó Suiza. ¿El motivo? No quería pagar los elevados impuestos que tenía a bien cobrarle su país natal.

Tras la muerte de su esposa Margaretha en el año 2011, el “hijo pródigo” Kamprad regresó a su país natal. A día de hoy el fundador de la que es probablemente la casa de muebles más famosa del planeta sigue ocupando un sillón en la junta directiva de Ingka Holding, la matriz de IKEA, que tiene actualmente 328 tiendas repartidas por 28 países diferentes.

Durante su último ejercicio fiscal IKEA facturó en todo el mundo 31.900 millones de euros, un 11,2% que más que en el ejercicio precedente.

IKEA se ha visto en los últimos años en el ojo del huracán por sus supuestas triquiñuelas para evadir impuestos en Luxemburgo. De acuerdo con unos documentos que salieron a la luz en noviembre de 2014, el gigante sueco se las habría ingeniado en el año 2010 para pagar apenas 48.000 euros en impuestos por unas ganancias de más de 2.500 millones de euros.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir