Anunciantes

El motor de Volkswagen se gripa aún más: el #dieselgate fue también "gasolinagate"

volkswagenAyer conocíamos que las trampas de Volkswagen en las emisiones de sus coches diésel no afectaban única y exclusivamente al óxido de nitrógeno (NOx) sino también al dióxido de carbono (CO2). Pues bien, la bola de nieve se hace más grande (todavía) porque lo que comenzó como un "dieselgate" va camino de convertirse también en un "gasolinagate" en toda regla.

El ministro de Transportes de Alemania, Alexander Dobrindt, anunció ayer que de los 800.000 nuevos vehículos que Volkswagen reconoció hace un par de días que presentaban emisiones "irregulares" de CO2, aproximadamente 98.000 cuentan con motores de gasolina.

El escándalo de las emisiones de Volkswagen, que comenzó afectando sólo a los automóviles con motores diésel, echa, por lo tanto, también sus tentáculos en los coches con motores de gasolina, que se habían librado hasta ahora de la quema.

"Hoy se nos ha comunicado que 98.000 de esos vehículos son de gasolina", señalaba ayer Dobrindt en un pleno del Bundestag ante una interpelación parlamentaria.

A juicio de Dobrindt, es completamente “inaceptable” que una empresa haya recurrido al trucaje para falsear los datos de emisiones contaminantes y recalcó que Volkswagen debe asumir su “responsabilidad” en los diferentes frentes que hay actualmente abiertos en el escándalo de las emisiones. “Volkswagen tiene claramente la responsabilidad y la obligación de reparar los daños a los clientes”, subrayó.

Dobrindt explicó, por otra parte, que si los automóviles de Volkswagen emiten más CO2 del permitido, el impuesto de circulación también debería elevarse, por lo que el ministerio de Transporte trabaja actualmente con el Finanzas para estudiar cómo hacer frente a ese coste, que sería de carácter retroactivo.

Volkswagen guarda por el momento un comedido silencio sobre los vehículos afectados por el engaño en las emisiones de CO2. La mayoría serían coches diésel, pero también habría pequeños motores de gasolina 1,4 TSI entre los vehículos afectados, según informaciones manejadas por The Telegraph.

En España los vehículos afectados por las irregularidades en las emisiones de CO2 son aproximadamente 50.000, según comunicó ayer Francisco Javier García Sanz, vicepresidente mundial del Grupo Volkswagen, al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

En un comunicado difundido ayer por Volkswagen la empresa germana asegura que los coches afectados son “técnicamente seguros y aptos para la circulación” y que garantizará “todos los costes que pudieran derivarse de las irregularidades detectadas, incluyendo las posibles ayudas que por los programas PIVE hayan podido recibir los usuarios en su caso”.

Alertada quizás por la magnitud que ha cobrado en los últimos días el escándalo de las emisiones de Volkswagen, la agencia de calificación de riesgos Moody’s decidió rebajar este miércoles el rating a largo plazo de la compañía teutona de A2 a A3 con perspectiva negativa.

Aunque la rebaja ha coincidido con las nuevas revelaciones sobre del “diselgate” (convertido ahora también con “gasolinagate”), Moody’s ha querido puntualizar que la depreciación no tiene que ver en realidad con las nuevas noticias en torno al escándalo de las emisiones sino que es consecuencia de los problemas que Volkswagen tendrá que afrontar en términos de costes y de financiación.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir