Anunciantes

EL PATROCINIO DEPORTIVO PONE EN JAQUE A LA BANCA ESCOCESA

El Royal Bank of Scotland (RBS) está en el punto de mira de los ciudadanos británicos. La entidad bancaria decidió despilfarrar el dinero de sus contribuyentes en patrocinio deportivo. Zara Philips, Andy Murray, Jackie Stewart y Jack Nicklaus son los beneficiarios de los 200 millones de libras de la polémica.

El Ministerio de Hacienda ha tomado cartas en el asunto. John Mann, miembro de la comisión investigadora, comentó a Brand Republic la imprudencia de la institución al embarcarse en proyecto de semejante envergadura económica.

Mann ofreció la posibilidad a Philips, nieta de la reina y jinete, al campeón de motociclismo Stewart, al golfista Nicklaus y al tenista Murray de rescindir el millonario acuerdo de manera voluntaria. “Creo que podría gustar al público británico que alguno de ellos estuviera dispuestos a cancelar sus contratos. Se convertirían en verdaderos héroes si lo hicieran”, argumentó Mann.

El responsable de la firma fue el ex director del banco Sir Fred Goodwin. Éste aprobó la propuesta a escasas semanas de salir de la empresa y lo hizo con una duración de hasta cinco años.

Parece que la propuesta de Mann no ha tenido tan buena acogida como esperaba. Stewart, quien recibió 4 millones de libras por promocionar la imagen del banco, no comulgará con ruedas de molino: “Mi contrato tiene casi dos años por delante para finalizar y ellos siempre cumplen sus contratos”.

A este escándalo se suman millones gastados en esponsorizar el Open de Golf de Estados Unidos y Gran Bretaña, el torneo de rugby Six Nations, la Fórmula 1 y el campeonato de cricket Six Nations. RBS tiene unas pérdidas anuales de 2.800 millones de libras por lo que se verá obligado a despedir a 2.300 trabajadores.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir