Anunciantes

La nueva hoja de ruta de easyJet

El plan de easyJet: apostar por el negocio vacacional sin convertirse en un touroperador

La aerolínea low cost británica easyJet se embarca en una nueva hoja de ruta de la mano de su director ejecutivo, Johan Lundgren, que llegó hace seis meses.

easyJetEasyJet es, probablemente, una de las pocas aerolíneas que pueden plantar cara a la reina del low cost, Ryanair. Ahora, la compañía ha puesto en marcha un importante plan de expansión capitaneado por su director ejecutivo, Johan Lundgren. Según el ejecutivo, que llegó a la compañía hace seis meses, esta nueva hoja de ruta tiene tres pilares: negocio vacacional, pasajero corporativo y programa de fidelidad.

“Hay 500.000 clientes de easyJet, que tiene la mayor red de destinos turísticos de Europa, que reservan hoteles con nosotros en un mercado de 20 millones. Eso significa que la oportunidad es enorme y no hay ninguna razón para no aprovecharla“, afirma Lundgren, según Expansión. El ejecutivo asegura que la aerolínea tiene dos objetivos principales. En primer lugar, aumentar la conversión y, en segundo, sellar alianzas directas más estratégicas con hoteles y plataformas.

En este plan, España cuenta con un papel protagonista. Como afirma Lundgren, quien dimitó en 2015 de TUI, las bases del crecimiento en el negocio vacacional se están forjando junto al director general para España y Portugal, Javier Gándara. Además, no hay que olvidar la importante relevancia de los grupos hoteleros españoles.

“Meliá, Barceló, RIU e Iberostar no solo tienen establecimientos vacacionales, sino también urbanos, y podemos aportarles clientes en ambos segmentos gracias a nuestra baja base de costes y al volumen de conexiones que ofrecemos durante todo el año; somos atractivos para ellos”, afirma el directivo, de origen sueco.

“Cualquier compañía contemporánea tiene que buscar la manera de premiar y recompensar a sus pasajeros; queremos hacer algo moderno y anticiparnos: sabiendo el historial de viajes y el patrón de consumo, ofrecer productos antes incluso de que el cliente los piense”, comenta sobre la potenciación de su programa de fidelización y el cuido a los pasajeros de negocios. Para conseguir todos estos cambios, la compañía invertirá en datos y tecnología, contratando 40 ingenieros.

Ahora bien, a pesar de todos estos cambios, easyJet tiene muy claro lo que es y lo que quiere seguir siendo: una aerolínea. Por ello, “no se convertirá en un touroperador anticuado”. Y su negocio aéreo seguirá desarrollándose en Europa mientras todavía haya potencial de crecimiento. Están dispuestos a crecer de forma inorgánica, siempre que “haya encaje estratégico”.

En términos temporales, Lundgren afirma que el programa de fidelización se lanzará en el ejercicio fiscal de 2019. “En el resto ya estamos trabajando, aunque no habrá impacto este año; en los viajes de negocios será más rápido y el vacacional llevará más tiempo, podríamos estudiar comprar una plataforma hotelera o desarrollarla con un socio”.

“La aviación vive una oleada de consolidación corporativa y, en un plazo de tres a cinco años, habrá menos compañías”, señala. “La subida del crudo tiende a racionalizar la capacidad en asientos. Además, tenemos coberturas y somos más eficientes que nuestros rivales; otros tienden a dejar en tierra sus aviones o suben precios”. Según Bernstein, si easyJet consigue duplicar el volumen de sus reservas hoteleras para 2022, conseguiría más de 23 millones de euros en ingresos complementarios.

 

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir