Anunciantes

EL TOUR PIERDE A VINOKOUROV Y A LAS AUDIENCIAS

Con la caída de Vinokourov, el Tour de Francia amenaza con disolverse entre escándalos de dopaje y retiradas de patrocinadores, medios y público. No es el caso de España, donde los ciclistas españoles procuran cierta expectación, mientras los escándalos no salpiquen a ninguno.

El equipo Astana, en el que corría el ciclista Alexander Vinokourov, se despidió ayer del Tour tras verse manchado por la expulsión de su ciclista estrella, quien ha dado un resultado positivo en un control antidopaje de orina y sangre, realizado tras su victoria en la crono del sábado pasado.

Una vez más sale a la luz que una de las estrellas del evento deportivo-publicitario rompe el código ético firmado con la UCI. La semana pasada, las cadenas de televisión alemanas ARD y ZDF dejaron de emitir el tour, tras conocerse el positivo por testosterona de Patrik Sinkewitz, corredor del T-Mobile. Esta situación ha provocado que el evento tenga audiencias muy bajas en Alemania.

Astana, equipo de Kazajstán, fue creado hace un año como herramienta de promoción del país, antiguo miembro de la Unión Soviética. El equipo, que fue invitado por la organización a participar en el Tour, ha expulsado a Vinokourov, pero anuncia que seguirá participando en eventos ciclistas como un equipo limpio.

Ya el año pasado, el equipo Astana se vio envuelto en la ‘operación Puerto’, que llevó a la detención de su director deportivo y a la huida de su patrocinador en aquel momento, Liberty Seguros. El equipo Astana se denominaba anteriormente Liberty Seguros – Würth (ambas marcas han abandonado el patrocinio del equipo a consecuencia de escándalos de patrocinio). Está respaldado por un consorcio de las empresas más potentes de Kazajistán y su nombre corresponde a la capital del país, que decidió promocionarse como marca aprovechando la potencia del ciclista Vinokourov.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir