líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Esta decisión podría afectar negativamente a la multinacional estadounidense más grande del país, Apple

El veto de Trump a WeChat y TikTok podría tener un efecto rebote (negativo) en Apple

El presidente ya habría emitido dos órdenes ejecutivas prohibiendo a empresas nacionales colaborar con Tencent Holdings o ByteDance Ltd., dueñas de ambas apps

donald trump

El rechazo hacia todo aquello proveniente del extranjero, en especial de países culturalmente opuestos a Estados Unidos, es una de las líneas que más han definido la administración de Donald Trump al frente de la Casa Blanca. Sin ir más lejos, el último ejemplo lo presentó el pasado viernes, cuando publicó dos órdenes ejecutivas orientadas a frenar el avance en su país de dos populares apps de origen chino, como son TikTok y WeChat. Sin embargo, lo que Trump podría desconocer es el daño colateral que este veto podría acarrearle a la mayor empresa estadounidense por capitalización bursátil de la actualidad, Apple.

Aunque ambas órdenes constan de un texto ambiguo que deja hueco a diversas excepciones e interpretaciones, en principio estarían prohibiendo a las empresas norteamericanas hacer negocios con Tencent, la compañía que controla WeChat, sobre todo en lo que respecta a dicha app. No en vano, estamos ante la app de mensajería instantánea más popular de China, y entre emigrantes de ese mismo país en el extranjero, para mantener el contacto con sus familiares. Por eso, en la orden, Trump argumenta que la decisión sirve para proteger los datos personales de los usuarios estadounidenses, pues “WeChat captura automáticamente una gran cantidad de información de sus usuarios”.

Estas medidas contra el espionaje y la recopilación ilegal de datos personales, que entrarán en vigor el 20 de septiembre, sirven para prevenir un posible acceso del Partido Comunista Chino a la información personal de cualquier estadounidense. Además, la app parece ser que captura la información personal y de propiedad de los ciudadanos chinos en suelo americano, permitiendo según esta teoría que el mismo Partido Comunista Chino cuente con un mecanismo para controlar a sus ciudadanos, a pesar de que disfruten por fin los beneficios de una sociedad libre por primera vez en sus vidas, como aclara la propia orden.

No obstante, como hemos mencionado al principio, esta nueva directriz podría poner en aprietos a una empresa norteamericana tan importante como Apple, que tienen en China su mayor mercado más allá de EE.UU, con millones de usuarios de iPhone. Esos mismos millones de usuarios son quienes usan diariamente WeChat, incluso en otros países, como aquí usamos WhatsApp, por lo que la popularidad de la app queda fuera de dudas, pero es que, además, en muchos comercios sirve para realizar pagos, o para identificarnos en apps de terceros. Y ahora, Trump busca prohibir expresamente a las empresas nacionales “cualquier tipo de transacción con Tencent o sus compañías subsidiarias” relacionadas con WeChat.

Eso quiere decir que Apple podría encontrarse ante la necesidad de eliminar la aplicación de WeChat de las tiendas de aplicaciones AppStore, según cómo se interprete ese texto. En la orden se explica que el organismo encargado de decidir cómo se aplica formalmente el veto será la secretaría de comercio de EE.UU. y que lo hará en un plazo de 45 días. También que debe cumplir con las leyes ya establecidas, lo que deja abierta la puerta a varios escenarios.

En principio la orden ejecutiva no afecta a otros productos de Tencent Holdings, un conglomerado chino que en los últimos años ha extendido sus tentáculos en la industria del entretenimiento y el ocio electrónico. Como decimos, la compañía es propietaria de algunos juegos como Fortnite o League of Legends, muy famosos en el mundo eSports, mientras es dueña también del 10% de Universal, el 9% de Spotify y el 2% de la discográfica Warner Music. Un veto más severo, por tanto, podría tener consecuencias mucho más graves para la economía global.

Eso sí, si Apple se ve obligada a retirar WeChat de la AppStore, sin embargo, el golpe económico podría ser severo. El analista Ming-Chi Kuo considera que supondría una caída de un 30% en el número de iPhones vendidos (el principal negocio de Apple). «Dado que WeChat es muy importante para los usuarios chinos, ya que integra comunicaciones, pagos, comercio electrónico, software social, lectura de noticias y funciones de productividad, creemos que la medida hundirá los envíos de iPhone en el mercado chino«, explica el analista.

tiktok

La otra orden ejecutiva publicada el viernes hace referencia a otro negocio controlado por una empresa china que goza de enorme popularidad en occidente, como es la red social centrada en vídeo TikTok. Al igual que en el caso de WeChat, Trump prohibirá a los ciudadanos estadounidenses y las empresas del país mantener relaciones comerciales con ByteDance Ltd., la empresa china que controla la aplicación, en un plazo de 45 días, aunque el texto es igual de ambiguo que el de WeChat, y también delega en la secretaría de comercio la elaboración de normas específicas en el plazo marcado.

Esta orden, sin embargo, podría haber sido creada para acelerar las negociaciones que Microsoft mantiene desde hace meses con ByteDance para hacerse con el control de TikTok fuera de China. Microsoft no es la única empresa occidental que está tratando de hacerse con la red social, ya que Twitter también se ha mostrado interesada en una posible compra.

TikTok, por su parte, está considerando demandar al gobierno de los EE.UU. por considerar que este veto «supone un peligroso precedente para los conceptos de libertad de expresión y libre mercado». La empresa asegura también que jamás ha compartido información de sus usuarios con el gobierno chino. En China, ByteDance opera una red social similar pero centrada exclusivamente en ese mercado, conocida como Douyin.

Timberland nombra a Drieke Leenknegt Vicepresidenta Global de MarketingAnteriorSigueinteEl FePI Online 2020 anuncia Presidentes del Jurado

Noticias recomendadas