líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

La Inspección de Trabajo obliga a Burger King rectificar su normativa interna

Los empleados de Burger King podrán llevar barba

Un segundo expediente obliga también a Burger King a rectificar la normativa para que no haya discriminación por razón de sexo.

burger-king-algeciras

«Los hombres deben estar siempre bien rasurados. No está permitido el uso de bigote, barba o perilla, por motivos de higiene alimentaria». Es lo que dice la normativa interna de la cadena de restaurantes de comida rápida Burger King. Hasta ahora, la empresa ha sido reacia a modificarla, pese a las peticiones del sindicato CC. OO., que el pasado mes de febrero acudió a la Inspección de Trabajo.

Ahora, la Inspección de Trabajo en Barcelona ha considerado que esta norma vulnera el derecho a la propia imagen, recogido en la Constitución. «No parece justificada simplemente aludiendo a razones de higiene alimentaria», destaca la inspección, que más adelante añade: «La higiene alimentaria se consigue con igual eficacia mediante otras medidas más moderadas y no lesivas de derechos fundamentales como puede ser la obligatoriedad del uso de barbillero o similar para los trabajadores con barba, bigote o perilla».

La normativa de Burger King también es muy clara en cuanto a la vestimenta de los trabajadores y establece un uniforme diferenciado entre hombres y mujeres: «Se compondrá, en el caso de las chicas, de lazo, y en el caso de los chicos, de corbata», lo que el inspector considera que «carece de justificación objetiva y resulta contraria al principio de no discriminación por razón de sexo». Por tanto, este uniforme diferenciado «vulnera el derecho de las trabajadoras a no ser discriminadas por razón de sexo», recogido en el artículo 14 de la Constitución Española.

Por ello, el acta de la Inspección ha abierto un procedimiento sancionador y obliga a la empresa a rectificar la normativa, aunque esta podría recurrir. El sindicato, que ha considerado muy positiva la resolución del ente, espera que la empresa rectifique ahora su política de vestimenta y que las conclusiones de la Inspección de Trabajo se puedan extrapolar a otras empresas del sector de la hostelería bajo condiciones similares.

P&G aumenta sus ventas un 4% en el último trimestre hasta los 17.094 millones de dólaresAnteriorSigueinteApple suelta amarras con respecto al iPhone en sus últimos resultados trimestrales

Noticias recomendadas