líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las promesas vacías de las grandes empresas para proteger el clima

Las grandes empresas mienten más que hablan cuando se ufanan de proteger el clima

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Las promesas para proteger el clima formuladas por 25 de las empresas más grandes del mundo no pueden tomarse en modo alguno al pie de la letra.

Pese a que el cambio climático es tristemente una realidad cada vez más palpable, la utilización de combustibles fósiles sigue echando humo (literalmente). Y aunque cada vez más empresas realizan promesas enfocadas a proteger el clima, sus palabras pecan a menudo de fariseas, según los expertos.

Según un reciente estudio emprendido por NewClimate Institute en colaboración con Carbon Market Watch, las promesas para proteger el clima formuladas por 25 de las empresas más grandes del mundo no pueden tomarse en modo alguno al pie de la letra.

Y los planes que algunas compañías ponen sobre la mesa para mermar en un 100% los gases de efecto invernadero (tal y como sugieren con el empleo de términos como «neutralidad de carbono» o «cero neto») se traducen en realidad en una reducción de apenas un 40%.

Solo el compromiso de una de las 25 empresas evaluadas en el informe en relación con la neutralidad de carbono es calificado por los expertos de razonablemente íntegro. Este compromiso fue calificado de moderado en tres compañías, de bajo en otras diez y de muy bajo en las doce empresas restantes.

Thomas Day, que lidera la investigación de NewClimate Institute, asegura que las promesas (a menudo rimbombantes) de las grandes empresas para atajar las crisis climática son huérfanas habitualmente de verdadera sustancia. Y pueden, por ende, confundir tanto a los consumidores como uno a los reguladores.

Las promesas que hacen las grandes empresas para atajar la crisis climáticas son a menudo huérfanas de credibilidad

De acuerdo con el informe, 24 de las 25 compañías analizadas confían en criterios de calidad variable para compensar las emisiones que generan. Y aproximadamente dos terceras partes de las empresas se apoyan para compensar los gases de efectos invernadero que producen en los bosques y otras reservas naturales de carbono (que pueden fácilmente ser destruidos por incendios forestales, por ejemplo).

El estudio de NewClimate Institute dictamina que el grupo danés de logística Maersk es la única empresa razonablemente íntegra en su aproximación a la protección del clima. Siguen a Maerk Apple, Sony t Vodafone, cuya integridad en materia medioambiental es solo moderada.

En cambio, la integridad de los compromisos medioambientales de Amazon, Deutsche Telekom, Enel, GlaxoSmithkline, Google, Hitachi, Ikea, Vale, Volkswagen es Walmart es baja. Y la integridad de Accenture, BMW, Carrefour, CVS Health, Deutsche Post DHL, Eon, JBS, Nestlé, Novartis, Saint-Gobain y Unilever a la hora de abrazar la protección del cliente es calificada de muy baja.»

«Necesitamos que los gobiernos y los órganos reguladores pongan coto de una vez por todas al greenwashing«, enfatiza Gilles Dufrasne, experto de Carbon Market Watch. Las promesas de naturaleza meramente vaga para proteger el clima son a menudo peores que no hacer nada porque confunden al público, subraya.

En la Cumbre del Clima celebrada el pasado mes de noviembre en Glasgow el secretario general de Naciones Unidas Antonio Guterres exigió que todos los países, todas las ciudades y todas las instituciones financiera redujeran radical, creíble y razonablemente sus emisiones de carbono y realizaran ajustes en sus porfolios de manera perentoria. De lo contrario, el objetivo común de limitar el calentamiento global a 1,5 grados terminaría en agua de borrajas.

 

La historia del timador de Tinder: cómo convirtió esta aplicación en una vía para el fraude   AnteriorSigueinteJuan Sevillano se incorpora a Fanplayr, la herramienta que impulsa el CRO para mejorar la experiencia de usuario

Contenido patrocinado