líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El enigmático monolito de Utah desata la guasa (y los

Anunciantesmonolito Utah McDonald's

Un monolito en el desierto de Utah ha propiciado el ingenio de las marcas

El enigmático monolito de Utah desata la guasa (y los "memes") de las marcas

Algunas marcas están aprovechando la delirante aparición y posterior volatilización de un monolito en Utah para desplegar su fenomenal sentido del humor en forma de "memes".

monolito Utah McDonald'sEn los últimos días una curiosa noticia se ha extendido como la pólvora en todos los rincones del planeta. En el estado de Utah (Estados Unidos) aparecía hace unos días un desconcertante monolito de metal emplazado en medio del desierto. Tras el revuelo que ocasionó la aparición de tan extraño objeto, el monolito desapareció misteriosamente poco después. Y las marcas están aprovechando tan delirante suceso para desplegar todo su fenomenal sentido del humor en forma de «memes».

Quizás la marca que mayor partido ha sabido sacar al enigmático monolito de Utah es McDonald’s. La marca de los arcos amarillos convirtió el insólito objeto en un Drive Thru ubicado en pleno desierto. Su singular «meme» vio la luz en Twitter el pasado martes y acumula actualmente más de 100.000 «likes» y casi un 11.000 retuits. Estamos ante cifras inusitadamente abultadas incluso para una marca con 3,7 millones de seguidores en las red social del pajarito.

A la tendencia inaugurada por McDonald’s no tardó en sumare otra gran marca: Oreo. La célebre marca de galletas «tuneó» la imagen inicialmente publicada por la cadena de hamburgueserías para añadir un McFlurry elaborado con Oreo.

Al carro de los «memes» se subió a continuación el equipo estadounidense de automovilismo Chip Ganassi Racing, que tomó la imagen de McDonald’s, emplazó uno de sus coches en ella y la acompañó de la siguiente frase. «Oh, creo que tomé el desvío equivocado, pero ¿me pone un cuarto de libra con queso?».

Se da la circunstancia de que McDonald’s es uno de los sponsors de este equipo de automovilismo radicado en Carolina del Norte.

Conviene enfatizar, eso sí, que tanto McDonald’s como Oreo y Chip Ganassi hincaron el diente algo tarde al enigma del monolito de Utah, que se esfumó sin dejar rastro la semana pasada.

Southwest Airlines, la aerolínea más grande del mundo en términos de pasajeros, fue algo más diligente y reaccionó a la desaparición del monolito asumiendo jocosamente que ella había sido la responsable del desvanecimiento del objeto. Su tuit, publicado el 29 de noviembre, ha sido agasajado con casi 70.000 «likes».

La cadena de restauración Pluckers Wing Bar vio asimismo en la desaparición del monopolito una magnífica oportunidad de promocionar sus productos. Y publicó en Twitter un imagen en la que el monopolio había sido reemplazado por una alita de pollo.

Algo similar hizo el retailer Kum & Go, que publicó en Twitter un «meme» sustituyendo el monolito por un producto de su propio porfolio: un granizado con sabor a Fanta Blue Raspberry.

La marca estadounidense de dulces Moonpie logró generar asimismo muchísimo ruido con un tuit en el que sugería que los alienígenas podrían estar detrás de la misteriosa desaparición del monolito de metal. «La próxima vez abdúceme a mí por favor», escribe la compañía en un mensaje publicado en Twitter.

Del protagonista de tantísimos y divertidos «memes» nada se sabe aún. Si enigmática desaparición no ha sido aún resuelta. El monolito desapareció al parecer durante la noche del 27 de noviembre, apenas un día después de su descubrimiento.

Al parecer el monolito podría ser obra del escultor John McCracken, que había ya alumbrado figuras similares en el pasado. McCracken falleció en 2011, pero en declaraciones a The New York Times su hijo Patrick aseguró que su progenitor le confió en el año 2002 que le gustaría emplazar sus obras de arte en lugares recónditos para que alguien las descubriera más tarde.

Para rizar aún más el rizo, y quizás para alegría de McDonald’s y compañías, poco después de la desaparición del monolito de Utah ha emergido un objeto similar en Rumanía (al que también se lo ha tragado la tierra).

 

La XIII edición de los Premios Nacionales de Marketing ya tiene fecha en 2021AnteriorSigueintePepsi publica un experimento social que demuestra que sí nos importa la opinión de los demás en redes sociales

Noticias recomendadas