Anunciantes

Esta marca celebra con "ofertones" su reapertura tras el atentado del viernes en Estocolmo

El pasado sábado por la tarde la cadena de grandes almacenes Åhléns, frente a cuya fachada se empotró el pasado viernes en Estocolmo (Suecia) un camión a cuyos mandos iba un terrorista del ISIS, anunció su intención de volver a abrir sus puertas el domingo.

Hasta aquí todo parece normal. Lo que no es tan normal es que Åhléns decidiera "celebrar" su reapertura anunciando a bombo y platillo que los artículos dañados en el atentado del pasado viernes se venderían a la mitad de su precio original.

Ni que decir tiene que tan inusitadas y “repugnantes” rebajas (como las calificaron algunos en Facebook) se tradujeron en un lluvia torrencial de críticas para la cadena sueca de grandes almacenes.

Y en vista de tan aceradas críticas, Åhléns se vio forzado a disculparse públicamente el pasado domingo en Facebook, donde tildó sus rebajas de “muy desafortunadas” y aseguró que llevarlas a cabo fue sin lugar a dudas “una mala decisión”.

Con sus rebajas, Åhléns, cuya tienda permaneció finalmente cerrada el pasado domingo, la cadena sueca de grandes almacenes quería demostrar a los terroristas que “no tienen control sobre nuestra vidas”.

No obstante, y tal como reconoce la compañía en un comunicado difundido a través de Facebook, la acción fue claramente desacertada. “En ningún momento fue nuestra intención ganar dinero a raíz de un acontecimiento trágico”, recalca Åhléns.

En el atentado del viernes en Estocolmo, cometido por un ciudadano uzbeco de 39 años, fallecieron cuatro personas y otras quince resultaron heridas.

Te recomendamos

A3

FOA

Recopilatorio

Mundial

Compartir