Anunciantes

¿Está su marca instalada en un bucle de autocomplacencia? Estas son las 6 señales de alarma

autocomplacenciaTodas las marcas se enredan de cuando en cuando en bucles. Esos bucles echan sus raíces en orígenes de lo más variopintos. El miedo, la tradición y la distracción son habitualmente los más comunes.

Aunque la mayor parte de las marcas se empeña en gritar a los cuatro vientos que su objetivo es diferenciarse de sus competidoras en el mercado, muchas terminan plagiándose las unas a las otras.

¿Por qué? Porque están instaladas en un bucle de autocomplacencia. Se aferran a la idea de que su comportamiento, idéntico por lo demás al de sus rivales, es el mejor y están cómodamente apoltronadas en un bucle que, sin saberlo, las está “matando” lentamente.

Los bucles de autocomplacencia están a la orden del día en el universo de las marcas y se distinguen por las señales de alarma que desgrana a continuación Branding Strategy Insider:

1. La marca tiene cubiertas las espaldas por un negocio “estable”. Aunque es el codiciado objeto de deseo de muchas marcas, lo cierto es que la estabilidad es peligrosa porque se mueve en un territorio colindante con el de la autocomplacencia.

2. Las ventas están menguando o se han estancado, pero nadie parece estar preocupado. Los responsables se parapetan en excusas como la situación económica o las irregularidades cíclicas para intentar explicar el bajón en las ventas.

3. La frase “Pero tenemos un producto mejor / gente mejor” se convierte en la particular muletilla dentro de la compañía para explicar cualquier adversidad.

4. Se habla mucho de historia y tradición. La mentalidad dentro de la compañía es más de preservación que de anticipación.

5. Quienes se preocupan por los avances de la competencia son tachados de alarmistas dentro de la compañía.

6. La clientela está menguando y todo el mundo está demasiado ocupado para darse cuenta de ello.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir