Anunciantes

Este spot mudo de Kellogg's le hará sacar el vampiro que lleva dentro por pura gula

kellogg'sAdmitámoslo. La pareja formada por vampiros y por desayunos es no sólo improbable sino también bastante estrafalaria. Todos sabemos que a la que hora del desayuno, cuando el sol está despuntando en el horizonte, los "chupasangres" corren a guarecerse en su ataúd. Una quemadura solar no es, al fin y al cabo, ninguna bagatela para un vampiro.

Los humildes humanos somos, en cambio, la mar de felices desayunando con la luz del sol pegando fuerte en el cogote. Y en lugar de sangre disfrutamos metiéndonos entre pecho y espalda un tazón de cereales.

¿Lo que no sabemos? Que desayunando cereales hacemos mucho ruido y ese ruido no escapa desgraciadamente a las orejas de los vampiros y en último término tampoco a sus afilados colmillos.

La algo pillada por los pelos relación entre vampiros y desayunos es explotada por Kellogg’s en su último spot para los cereales “Crunchy Nuts” en el que la compañía se atreve a parodiar todo un clásico del cine de terror: Nosferatu.

El anuncio, totalmente mudo y filmado en blanco y negro, lleva la firma de la agencia Leo Burnett Londres.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir