Anunciantes

Estrés, baja calidad y gobiernos autocráticos: lo que se esconde tras los muebles con nombre propio de IKEA

ikeaIKEA, la cadena sueca de venta de muebles y objetos para el hogar, es famosa por haber democratizado el mobiliario doméstico. En sus siete décadas de historia, la empresa ha conseguido convertirse en un icono del diseño contemporáneo con sus cerca de 240 tiendas en más de treinta países.

Para muchos, IKEA es una empresa amable y moderna que ofrece muebles económicos y bonitos. Pero el programa Markencheck, emitido por la televisión alemana ARD, ha llegado para desmontar estos mitos en un profundo análisis de marca en el que no ha dejado títere con cabeza.

Baja calidad en los productos, producción llevada a países autocráticos y precarias condiciones laborales. Esta es la realidad, que según Markencheck se esconde detrás de la empresa que pone nombre propio a sus muebles.

Con el fin de demostrar cómo funciona realmente la aparentemente colorida cadena de muebles, desde el popular programa de investigación alemán se han realizado diferentes experimentos:

Factor estrés

Una pareja es dotada con unos sensores de medición de frecuencia cardíaca y con un presupuesto de 350 euros deben adquirir tres productos. Primero lo hacen en una tienda de muebles tradicional, y después en IKEA. Las pulsaciones cardíacas al pasear por los pasillos atestados de muebles, cojines, plantes y cafeterías suben notablemente con respecto a la calma de una tienda tradicional. La investigación demuestra que comprar en IKEA produce estrés.

El sistema IKEA

Uno de los puntos que diferencia a IKEA de su competencia es que los muebles se venden sin montar, y es el propio usuario el que se pelea en casa con las instrucciones y herramientas para convertir tablones y metales en un mueble consistente. En Markencheck han estudiado más a fondo este sistema, descubriendo tras un experimento que los usuarios son capaces de pagar más por montarlo ellos mismos: una idea muy inteligente que aumenta los beneficios de IKEA a la vez que mejora su relación con el cliente.

La calidad

Tras estudiar sus famosos catálogos, se ha llegado a la conclusión de que los precios han ido bajando notablemente en los últimos treinta años. Por ejemplo la estantería Billy estaba fabricada en madera maciza hace treinta años, hoy en día, sus estantes son más finos y endebles. Los muebles siguen pasando el test de calidad, pero para bajar los precios y mantenerse competitivo también ha habido que sacrificar parte de la calidad.

El juego limpio

IKEA se vende a sí misma como una empresa transparente y democrática, pero si se pregunta sobre el hecho de que IKEA fabrica sus muebles en países autocráticos, el departamento de comunicación prefiere no comentar. ¿Es la transparencia sólo una imagen, o un pilar real de la empresa?

El reportaje con el que Markencheck ha iniciado una nueva temporada no ofrece grandes novedades, pero sí experimentos y datos curiosos que permiten al consumidor ver la empresa desde un nuevo ángulo.

Si quiere ver el reportaje al completo en alemán, pulse aquí.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir