Anunciantes

El "eterno" (y ecológico) recorrido de las botellas de vidrio de Coca-Cola

coca-cola-botellasEl cambio climático es un hecho cada vez más evidente a pesar de que muchos aún prefieran permanecer ciegos ante un fenómeno que nos acabará pasando factura a todos. Cualquier ayuda es poca para el planeta para contribuir a una mejora de nuestro entorno o, al menos, no perjudicarle más de lo que ya lo hemos hecho. Aquí entra en juego el reciclaje.

Las campañas para concienciar sobre la importancia de esta necesaria actividad son cada vez más ingentes y las compañías y sus marcas suman esfuerzos (al menos cada vez un mayor número de ellas) para que su imagen se asocie con el de una empresa que se preocupa por el medio ambiente.

Con este escenario de fondo el diario El Mundo ha realizado un reportaje en el que han acompañado a una botella de Coca-Cola desde que el envase se recicla hasta que regresa a la barra de un bar.

Cuando abrimos una de las populares botellas de vidrio de la marca, es posible que esta haya viajado más que nosotros alrededor del mundo gracias a la preocupación de la empresa por el desarrollo sostenible. Tenga una cosa clara: estas botellas tan sólo mueren cuando se rompen o sufren algún tipo de daño que hace que sea imposible su reutilización.

Mercados (sección del diario El Mundo que se encuentra detrás de este reportaje), ha acompañado a una de estas botellas retornables desde que llegan vacías a la planta de llenado hasta que un repartidor vuelve a depositarla de nuevo en un bar donde volverá a comenzar el ciclo (siempre después de que algún consumidor disfrute su refresco).

fabrica-coca-cola

Un proceso que suele durar entre 10 y 15 días. Para que pueda hacerse una idea de la cantidad de veces que puede realizarse este viaje, sólo en España se fabrican de forma anual 773 millones de botellas de vidrio. Tan sólo son válidas para este proceso las botellas que se consumen en el sector hostelero y pueden “sobrevivir” a una media de 35 usos, según José María González, jefe de tráfico de Ecoplatform, el centro de distribución de Coca-Cola en Madrid.

Un viaje que arranca en Sevilla donde el pasado años se embotellaron 675 litros de refrescos (más de 200 referencias de bebidas). En esta planta los envases pasan por diferentes fases (todas automatizadas) que comienza obviamente con el lavado de los mismos (proceso de 20 minutos con dos baños de sosa caustica) seguido de un exhaustivo proceso de comprobación para asegurar que las botellas de vidrio cumplen con los requisitos de calidad (se hacen hasta ocho fotografías a cada envase para certificar que están impolutos). El punto final lo ponen el llenado y posterior etiquetado.

Sevilla 27 01 2014: Fabrica de cocacola FOTO:J.M.PAISANO

Señalar que la mencionada planta de Sevilla cuenta con dos llenadoras con una capacidad de llenado de 108.000 litros por hora lo que se traduce en unas 40.000 botellas, explican en El Mundo. Es decir, en un ahora se preparan 80.000 botellas. Ahora que tenemos todos los envases limpios y  llenos, se colocan en cajas para comenzar de nuevo su reparto y vuelta al mercado completamente listas.

Los camiones descargan el producto en más de 35.000 puntos de consumo como bares y restaurantes y regresan con todas las botellas de vidrio vacías que recogen en los mismos, volviendo a comenzar el interesante viaje de las botellas de Coca-Cola.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir