Anunciantes

EUROPA APOYA LA DISTRIBUCIÓN EXCLUSIVA DE LAS MARCAS

Christian Dior ha denunciado a uno de sus distribuidores por haber vendido prendas de corsetería a un saldista que se lucró con ellos causando el desprestigio de la firma, según ha afirmado la propia marca.

La firma otorgó su licencia de marca a Société Industrielle Lingerie (SIL) en el año 2000 mediante un contrato en el que figuraba una cláusula que comprometía al licenciatario a “no vender a mayoristas, colectivos, saldistas, sociedades de venta por correo, por el sistema de puerta a puerta o de venta a domicilio, salvo que medie previo acuerdo por escrito de la concedente”

SIL solicitó permiso a Dior para comercializar con sus productos fuera de su red de distribución colectiva a lo que la firma se opuso mediante un escrito el 17 de junio de 2002. Aún así, SIL vendió a Copad, una empresa saldista, las prendas de Dior que demandó a SIL y Copad por violación de marca ante el Tribunal de grande instance de Bobigny, quién resolvió que los incumplimientos del contrato de licencia cometidos por SIL no eran constitutivos de violación de marca y que sólo daban lugar a la responsabilidad contractual de esta última sociedad.

La Cour d’appel (Corte de Apelación) de París desestimó el recurso porque el respeto de la cláusula del contrato de licencia no entraba en el ámbito de aplicación de las disposiciones nacionales por las que se había adaptado la Directiva.

Copad, alegó que los derechos de marca de Dior estaban agotados a causa de la comercialización por parte de SIL de los productos y Dios reprochó a la Cour d’appel haber descartado toda violación de marca. La Cour de cassation decidió plantear entonces a la TJCE (Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas) tres cuestiones prejuiciosas a las que ésta ha concluido recientemente que “cuando la comercialización de productos de prestigio por el licenciatario mediando incumplimiento del contrato de licencia deba considerarse hecha con el consentimiento del titular, éste último sólo podrá oponerse a una reventa sobre la base del artículo 7.2 de la Directiva, en su versión modificada por el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, si se determina que tal reventa causa un perjuicio a la reputación de la marca”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir