Anunciantes

Cataluña espera la posible declaración unilateral de independencia

El éxodo empresarial de Cataluña alcanza cotas alarmantes ante el silencio de Puigdemont

El día ha llegado. Este martes 10 de octubre el Parlament de Cataluña se convertirá en el foco mediático de medio mundo. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont intervendrá a las 18:00 horas en un pleno en el que se prevé que se desvelen los siguientes pasos del independentismo.

Todo apunta a que, tras la celebración el pasado domingo 1 de octubre del referéndum ilegal y la posterior huelga general, será este martes cuando finalmente Puigdemont anuncie la declaración unilateral de independencia de Cataluña (DUI).

Esta es la hoja de ruta que desde la CUP y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) esperan que se cumpla. La primera ha dejado claro que “no hay una declaración retórica posible”, mientras que la segunda está convencida de que será este marte el día en el que se proclame la DUI.

La inestabilidad política, económica y social

Mientras tanto Cataluña continúa sumida en un clima de inestabilidad política, económica y social. El pasado 6 de octubre el Consejo de Ministros aprobaba un decreto ley por el que se permitía a las empresas acordar el cambio de su sede social sin necesidad de someter la decisión a la valoración de los accionistas, y con independencia de lo establecido por los estatutos.

Antes de esta decisión ya habían sido varias las grandes empresas las que había decido trasladar su sede social fuera de Cataluña. Tras el movimiento del Gobierno de Mariano Rajoy la “fuga” de compañías del territorio catalán no ha cesado.

Hablamos de los casos de Gas Natural Fenosa, CaixaBank, Oryzon, Sociedad General Aguas de Barcelona (SGAB), Cellnex, Service Point, Arquia Banca, Abertis, Proclinic Expert, Banco Mediolanum, MRW, Dogi, Eurona, Ballenoil, Point y la filial de la cervecera San Miguel S.L., única filial catalana de Mahou San Miguel.

Un listado al que en las últimas horas se ha sumado a la lista Colonial, el grupo inmobiliario que ha decidido abandonar Barcelona para trasladarse a Madrid ante la deriva independentista.

La lista de empresas puede aumentar

Nos encontramos además con grandes empresas que están esperando el devenir de los acontecimientos para tomar una decisión. Entre estas nos encontramos con los nombres de Freixenet, Codorniu, Renta Corporación, Catalana Occidente, Idilia Foods o Grupo Planeta.

Idilia Foods, empresa propietaria de marcas tan populares como Cola Cao o Nocilla ha dejado claro a través de un comunicado que, en caso de declararse la DUI no dudará en trasladar fuera de Barcelona su sede social con la vista puesta en evitar se inseguridad jurídica.

“Vamos a estar muy atentos a todos los acontecimientos y en función de cómo se desenvuelvan los hechos, tomaremos de forma ágil las decisiones que sean oportunas, para preservar los intereses de nuestros clientes, trabajadores, mediadores y accionistas “, declaraba recientemente el presidente de Catalana Occidente, José María Serra Farré.

Boicot a las marcas catalanas

Muchas de estas marcas se están enfrentando a un boicot por el simple hecho de ser catalanas. Lo cierto es que esta situación se ha producido en ocasiones anteriores, pero nunca de una forma tan intensa como la que hemos visto estos últimos días.

“Si es catalán, déjalo en la estantería. Impide que los separatistas se financien con tu dinero”, esta es una de las decenas de proclamas que circulan por las redes sociales contra los productos catalanes tal y como recogen en El Confidencial.

Codorniu es una de las empresas que más está padeciendo en boicot. Fue vinculada con la empresa de mensajería Unipost en la que la Guardia Civil recogió incautó material relativo a las mesas electorales para la celebración el pasado 1 de octubre del referéndum ilegal.

La presidenta de Codorniu ha dejado entrever en declaraciones realizadas en El Confidencial que incluso este boicot está afectando a sus ventas. “Lo hemos desmentido por activa y por pasiva. Queremos repetir bien claro que nosotros no queremos ni nos corresponde hacer política”, explican en un comunicado.

En datos, la relación entre los bancos y las empresas que han cambiado su sede social y lo han trasladado fuera de Cataluña o están pensando en hacerlo, suman un valor en el mercado que ya roza el 50% del PIB catalán según los cálculos del diario El Mundo.

Cabe recordar que el PIB de Cataluña se encuentra actualmente por encima de los 210.000 millones de euros, representando el 20% del de España. No nos olvidemos de que las empresas con sede en Cataluña que cotizan en el Ibex-35 suman un valor que supera los 90.000 millones de euros.

“Es necesario no avanzar ni un paso más en el incierto camino iniciado desde el Parlament porque tendría unas consecuencias irreparables para Cataluña y España. Fomento reclama responsabilidad y diálogo ante los enormes daños que está provocando esa deriva y reconducir cuanto antes la situación desde el respeto a la legalidad”, claman en un comunicado desde el Ministerio de Fomento.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir