Anunciantes

El retail se enfrenta al mundo poscovid

Experiencia de marca: el "salvavidas" del retail en el mundo poscovid

Tras la crisis de la COVID-19, el mundo del retail se enfrenta a un nuevo reto: volver a atrael al consumidor. Y la experiencia de marca será la clave.

Experiencia de marcaLa crisis de la COVID-19 ha provocado un terremoto en prácticamente todos los sectores económicos pero son, especialmente, aquellos negocios que dependen de la afluencia de público los que, durante estos meses, han visto peligrar su supervivencia.

Ahora, en plena desescalada y haciendo recuento de las consecuencias que la crisis ha tenido sobre el retail, llega el momento de plantear el futuro y, sobre todo, solucionar todas las carencias que las empresas tenían en la era precovid y para las que el confinamiento ha supuesto un punto de no retorno.

La pandemia ha provocado que muchas tiendas físicas hayan perdido un volumen muy grande de su facturación. Además, ahora que se van levantando las restricciones, los clientes siguen sin ir a estos comercios con normalidad y, sobre todo, el gasto sigue siendo inferior. Al mismo tiempo, el comercio online ha supuesto un importante “salvavidas” para muchos consumidores que, todavía recuperándose de la situación, siguen apostando por el e-commerce.

Como afirma Martin Schnaack, fundador y CEO de la agencia Avantgarde, en Horizont, el cierre de algunos grandes comercios no se debe a la crisis del coronavirus, sino a una larga enfermedad que el comercio minorista lleva arrastrando desde hace tiempo. Ahora, es el momento de que la industria reinvente su negocio con urgencia. Y para ello lanza tres tesis:

1. El stock completo, solo disponible online

Si se compara la disponibilidad de productos que los clientes encuentran en las tiendas online, las tiendas físicas salen mal paradas. Además, gigantes como Amazon no sólo han supuesto una reducción de clientes para las tiendas, sino que suponen una amenaza para su supervivencia. Por eso, incapaces de competir en precio y disponibilidad, las tiendas deberán centrarse en su principal valor: hacer que los productos sean tangibles.

2. La experiencia de marca será el futuro de las tiendas

Hasta ahora, las marcas han utilizado las tiendas físicas como grandes expositores. Pero, en este momento, las empresas tendrán que buscar la manera de crear una experiencia en su propia tienda, diseñando y controlando los puntos de contacto con el cliente desde la propia estrategia de marca.

El foco ya no debe ponerse en el producto, sino en la experiencia de compra.

3. Experiencia de cliente en manos de expertos

Ante la desaparición de los grandes almacenes, muchas marcas que no pueden permitirse tener tienda propia tienen que buscar alternativas para seguir siendo “visibles” para los clientes. Una opción para resolver este problema son las empresas centradas en experiencia, que pueden colocar los productos de las marcas y acercarlos a los consumidores.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir