Anunciantes

Facua denuncia que las maquinillas "femeninas" son un 171% más caras

Facua denuncia la "tasa rosa" de las maquinillas desechables

Facua-Consumidores en Acción ha interpuesto denuncias a Carrefour, Lidl y Dia por la que denominan como "tasa rosa fraudulenta" de las maquinillas desechables, que son un 171% más caras por tan solo su color rosa.

maquinillasSon idénticas, sirven para lo mismo y tienen las mismas características. Pero valen hasta un 171% más tan solo por ser de color rosa y utilizar palabras como “Women”, “Lady” o “Miss”. Se trata de las maquinillas de afeitar dirigidas al público femenino, que a pesar de ser exactamente lo mismo que sus versiones masculinas, sus precios son espectacularmente superiores. Por ello, Facua-Consumidores en Acción ha decidido interponer denuncias contra Carrefour, Dia y Lidl por la que denominan “tasa rosa fraudulenta”.

Según ha señalado la asociación en un comunicado, consideran que dichas compañías podrían incurrir en publicidad engañosa, pues estarían vendiendo a un precio mayor un producto que no ofrece ninguna ventaja. Facua también establece que esta diferenciación con respecto a las maquinillas masculinas (que suelen ser de colores azules o grises y utilizar la palabra “Men”) podría suponer, además, una discriminación de género para las consumidoras.

La legislación sobre competencia desleal establece que se considerará la publicidad como engañosa cuando la “presentación induce o puede inducir a error a los destinatarios, siendo susceptibles de alterar su comportamiento económico”, además de incidir sobre “el precio o su modo de fijación, o la existencia de una ventaja específica con respecto al precio”, según ABC.es. Asimismo, la Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres señala que las empresas deben cumplir el “principio de igualdad, evitando discriminaciones, directas o indirectas, por razón de sexo”.

La asociación ha acudido a la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid para interponer sus denuncias contra Carrefour y Dia. También han acudido a la Agencia Catalana de Consumo en el caso de Lidl, puesto que es allí donde tiene su domicilio.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir