líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La empresa española FAIN recibe la certificación Cradle2Cradle por sus ascensores ION

AnunciantesRecepción de un edificio con ascensores al fondo

Cradle2Cradle certifica los ascensores ION de FAIN

La empresa española FAIN recibe la certificación Cradle2Cradle por sus ascensores ION

Lara Pérez

Escrito por Lara Pérez Actualizado el

FAIN recibe la certificación Cradle2Cradle gracias a sus ascensores ION, los cuales han revolucionado el mercado de la elevación gracias a su impulso por el ahorro energético y silencio en el movimiento.

Cradle2Cradle es una certificación que promueve la economía circular, es decir, la reutilización de todos los componentes o materiales posibles, pero también conocer cómo se ha fabricado y usado cada materia prima, controlando también el uso del agua, de la energía, los residuos generados, etc. De esta forma, no hace falta reducir el consumo, sino que se puede hacer el mismo uso que antes, pero de una manera más beneficiosa para el Planeta. Solo las empresas que se ajustan a estos criterios reciben el certificado.

Pues bien, la empresa española FAIN ha sido una de ellas. Gracias a su ascensor ecológico ION, que ha revolucionado el mercado de la elevación. Es diferente, promueve el ahorro energético y es silencioso. Una serie de ventajas que le han permitido conseguir una certificación que no todas las marcas llegan a obtener. Pero, ¿qué es Cradle2Cradle y qué certifica realmente?

¿Qué es Cradle2Cradle?

En realidad, Cradle2Cradle es una iniciativa que desarrollaron William McDonough, arquitecto, y Michael Braungart, químico. Ambos contaron con el apoyo de la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Lo que buscaban era que los materiales pudieran ser reutilizados más de una, dos y tres veces. Todas las que fuesen posibles. Así, las empresas no tendrían que reducir nada en su producción para reducir los riesgos medioambientales, sino que bastaría con cambiar el modelo productivo y el uso de los materiales.

No obstante, además del concepto de economía circular, existen otros detalles que McDonough y Braungart incorporaron para poder obtener la certificación Cradle2Cradle. Se trata de la calidad de los materiales, que fuesen materias primas respetuosas con el medioambiente y que aseguraran el confort para las personas que hiciesen uso de un producto.

Ascensores ION, ¿cómo lograron la certificación Cradle2Cradle?

Los ascensores ION consiguieron la certificación Cradle2Cradle porque cumplen con todos los requisitos exigidos. Entendidos estos como optimizar al máximo los recursos del ascensor para todos los materiales utilizados, minimizando el uso de agua y químicos y de cualquier otra sustancia contaminante, asegurando que todo sea reciclable. Logrando, además, que dentro de él puedan caber muchas más personas. De hecho, la cabina es un 35% más grande. Un punto más a favor en tiempos de Covid-19, ya que sus dimensiones ayudan a mantener mejor las distancias.

Otro aspecto muy interesante, más allá de la minería urbana resumida anteriormente, es la tecnología de tracción que consigue que los ascensores sean muy silenciosos. Esto es estupendo tanto para las personas que viajan en ellos como para los vecinos a los que el subir y bajar constante no les molestará. A esto se le suma el ahorro energético que ofrecen y que consigue que los ascensores ION sean los más ecológicos del mercado actualmente.

Otros detalles importantes que han tenido en cuenta desde la iniciativa son:

  • El uso de la pintura en la superficie: que sea mínimo y tenga muy poco impacto ambiental.
  • El acero utilizado: que sea de alta resistencia y muy ligero para bajar espesores y ofrecer productos más ligeros.
  • La máquina: que no use aceite, reduciendo aún más el impacto ambiental.
  • Todos los materiales de fabricación: que sean reutilizables.
  • El uso de agua durante la fabricación: que sea mínimo.
  • El consumo energético: que sea mínimo (siendo en el caso del ION clase C, pudiendo llegar a clase A en su versión solar), así como el consumo energético durante su fabricación.
  • Los materiales: que no sean dañinos para el usuario, evitando problemas como alergias, por ejemplo.

Fiabilidad, confort y ahorro en la certificación Cradle2Cradle

Estos son los tres conceptos que la certificación Cradle2Cradle consideraría importante para poder hacer de este mundo un lugar mejor. Todos ellos contribuyen al bienestar de las personas, algo fundamental para que los consumidores conozcan qué productos están velando por la protección y el cuidado del medioambiente. Porque todo aporte, por pequeño que sea, cuenta. Por eso, optimizar los recursos es indispensable.

La certificación Cradle2Cradle ha supuesto un cambio en el concepto de ecología en el que siempre se pensaba que «menos era mejor«. Sin embargo, ahora es posible que esto sea distinto con una economía circular que, además, favorezca el ahorro de energía.

 

La medición de audiencias digitales multidispositivo single-source de GfK DAM es una realidadAnteriorSigueinteEn este spot animado de Doritos el orgullo LGBT+ iza también la bandera en el más allá

Contenido patrocinado