Anunciantes

¿Faltar al trabajo para ver el Mundial? Una marca de cerveza lo hace posible con una curiosa triquiñuela

foca¿Hay algo peor que el hecho de que el Mundial de Fútbol se celebre en tu propio país y que no puedas ver a la selección de tus amores por culpa de trabajo? Probablemente no, al menos para los más futboleros. Sin embargo, que no cunda el pánico porque para todo hay remedio, incluso para este “problemón” futbolero.

Aunque el Mundial de Fútbol se celebra este año en Brasil, muchos de los partidos que se disputan en este campeonato están programados para jugarse en pleno horario laboral. ¿El objetivo? Evitar que los europeos y los asiáticos se vean forzados a ver el Mundial a altas horas de la madrugada.

Es decir, que por culpa de los europeos y los asiáticos, en Brasil, uno de los países más futboleros del mundo, algunos aficionados no podrán ir al estadio debido a sus obligaciones laborales.

Aun sí, la marca de cerveza Foca se ha sacado de la chistera una curiosa triquiñuela para que los brasileños puedan ausentarse del trabajo para ver el Mundial sin arriesgarse por ello a perder su empleo.

Aferrándose a la ley de libertad de culto imperante en Brasil, que permite que todos los brasileños puedan abandonar su puesto de trabajo para practicar cualquier religión reconocida, Foca ha solicitado al abogado carioca Roberto que registre el fútbol como religión oficial en el país carioca.

El documento notarial que ha obrado el milagro de convertir el fútbol en religión oficial en Brasil ha costado apenas 550 dólares, pero gracias a él muchos brasileños podrían ingeniárselas para “escaquearse” del trabajo durante el Mundial sin temor a represalias.

Para redondear esta curiosa acción Foca ha creado una página web para que todos los interesados en ser reconocidos como practicantes de la religión futbolera puedan registrarse y rellenar un formulario con los partidos que desean ver durante el Mundial. Tras cumplir con este breve trámite, los responsables de la web se comprometen a ponerse en contacto con los superiores de los practicantes de la religión futbolera para informarles de que, por ley, estos tienen derecho a ausentarse del trabajo para practicar su fe. Lo cierto es que el truco de Foca suena bastante bien sobre el papel. Otra cosa es que los jefes brasileños muerdan en el anzuelo.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir