Anunciantes

Fanta vuelve a renovarse con un nuevo diseño de envase más dinámico y jovial

Fanta es más que un refresco de naranja: es un icono de la cultura juvenil. La marca de refrescos ha querido cambiar su imagen con la intención de volver a conectar con su público joven.

El primer paso de la marca fue cambiar su antigua tipografía, ya obsoleta, por una más contemporánea y tropical. El rebranding no convenció a todos pero no hay que desmerecer el intento de Fanta de modernizarse y no quedarse atrás.

El siguiente paso en la línea de esta nueva estrategia ha sido el cambio de envases. La idea del cambio de packaging vino de la agencia londinense Drink Works, que propuso crear una botella en forma de espiral, para dotar a la bebida de frescura y naturalidad.

“El proceso de diseño de una botella es muy restrictivo” recalca Gregory Bentley, encargado del packaging en Coca Cola Reino Unido.
El director creativo de Drink Works, Leyton Hardwick, explica de dónde vino esta idea, que surgió en 2012: “Convocamos a un grupo de jóvenes en una habitación, les repartimos fruta, bolígrafos, plastilina, papel y después les pedimos que jugasen con estos objetos. El objetivo de este experimento era observar lo que significaba para ellos Fanta ".

De momento, la botella está disponible en Reino Unido, Italia, Polonia, Malta, Serbia, Finlandia y Rumanía, aunque según los planes de la compañía está previsto que se extienda globalmente.

Sin duda, el nuevo packaging diferencia a Fanta del resto de bebidas refrescantes, posicionándola como una marca moderna y dinámica. Ahora la Fanta, como las naranjas, también se deja exprimir.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir