líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La capital vuelve a ser elegida como punto de venta por Flamingo

Flamingo abre su segunda tienda en Madrid

Redacción

Escrito por Redacción

Flamingo abre su segunda tienda en la zona prime de Madrid después de 6 meses de la apertura de la primera Flamingo Store en la capital.

flamingo

La marca española de gafas de sol y vista sigue apostando en su estrategia retail, abriendo su segundo store en la zona prime de Madrid. A finales de 2018 Flamingo enfocó su estrategia a mejorar el canal retail con tiendas propias y con la ampliación del canal wholesale. Para finales de este año está previsto la apertura de la primera Flagship internacional en Bogotá (Colombia) y una segunda tienda en Cartagena de Indias (Colombia).

El segundo comercio está ubicado en el corazón del barrio de Salamanca, la zona más prime de toda la capital y uno de los barrios más punteros de España. En esta ocasión, la tienda tendrá dimensiones más pequeñas que Flamingo Store Almirante: 40m2 de auténtico potencial y techos de casi 4 metros de altura. Además, contarán con suelos hidráulicos de 1920 y un espacio perfecto para lucir las nuevas colecciones.

La empresa ha apostado por aplicar su política lean, para respetar el espacio y los elementos que lo formaban. En este segundo espacio también debían transmitir uno de los valores que les diferencia y marca la esencia de Flamingo. Por ello, la artista italiana con base en Berlín, Michela Picchi, ha sido la responsable de dar vida, color y autenticidad a Flamingo Store Claudio Coello.

Su apuesta por el arte sigue siendo firme y gracias a esta nueva tienda podrán ampliar un servicio completo a sus clientes. Desde recoger un pedido que han realizado online, hasta devolver o cambiar unas gafas que han comprado en su tienda online. Incluso se podrá comprar gafas para enviarlas como regalo a otra ciudad de España.

Te invitamos a que nos conozcas y que descubras por ti mismo este maravilloso espacio.

 

Iberia Plus lanza un nuevo Reto a sus clientesAnteriorSigueinteLa publicidad navideña, ¿una diosa que se cae del olimpo publicitario?

Contenido patrocinado