Anunciantes

FoodBox sigue con deudas, pero recupera su rentabilidad

FoodBox aumenta sus ingresos en 2018, recuperando su rentabilidad

FoodBox, que cerró el jercicio 2017 disminuyendo sus beneficios, no ha realizado ningún ejercicio de refranquicia por lo que el BAI será positivo en 2018.

FoodBoxFoodBox, firma de restauración dueña de restaurantes como Taberna Volapié, Santagloria, Papizza o MasQMenos, cerró el ejercicio 2017 habiendo disminuido un 26% en comparación con 2016, con una cifra de negocio de 14,9 millones y unas pérdidas de dos millones de euros, según los datos publicados en el Registro Mercantil. Sin embargo, la red de restaurantes de la compañía aumentó un 17,9% sus ventas el año pasado, hasta 79,7 millones de euros.

La explicación de que pese al incremento de ventas la empresa haya caído está en que la empresa tiene dos vías de ingresos: los cánones de apertura y royalties cobrados a sus franquiciados, que aumentaron hasta 4,63 millones, y las ventas de sus locales propios, que disminuyeron de 14,7 a 9,5 millones entre 2016 y 2017.

Por otro lado, cabe destacar que los gastos de la compañía siguieron siendo los mismos, por lo que la empresa cayó en números rojos a 2,25 millones de euros, frente a los 1,94 millones de deuda del año anterior. De todas formas, FoodBox insiste en que "si se descuentan las amortizaciones y las bajas de inmovilizado, se habría obtenido un resultado positivo".

Las previsiones para 2018 de la compañía, que aparecen en las cuentas firmadas el 28 de febrero, afirman que este ejercicio "se presenta como un año en el que la consolidación de la plataforma y la mejora de los índices económicos permitirán trasladar al ebitda gran parte del crecimiento en ventas. La ausencia de impactos negativos extraordinarios permitirá que la plataforma logre un beneficio antes de impuestos (BAI) positivo". De hecho, FoodBox informó ayer que "en 2018, no se ha realizado ningún ejercicio de refranquicia que haya podido suponer una baja de inmovilizado, con lo cual el BAI será positivo".

Por último, hay que recordar que la empresa de restauración, cerrando 2017, tenía una deuda con las principales entidades bancarías que superaba los 9,23 millones, destacando su préstamo con BBVA por 1,55 millones, que vencerá en diciembre de 2019. Además, tenía contratados a 161 empleados y poseía 181 locales, casi todos franquiciados.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir