Anunciantes

FORD RECUPERA A KITT Y AL BÓLIDO DE BULLIT PARA RECUPERAR SU VENTAS

El celuloide y la pequeña pantalla han sido escaparate de exhibición de toda índole de productos y en su tándem con el mercado automovilístico han sido todo beneficios. Y más ventas pretenden conseguir con la reedición de Kitt y el bólido de Steve McQueen en Bullit.

"El lanzamiento de 7.700 vehículos en Estados Unidos y Canadá coincide con el 40 aniversario de la película", comentó Derrick Kuzak, vicepresidente de desarrollo de producto de Ford en Europa a El País Semanal, sobre la reedición del emblemático Mustang GT de color verde oscuro y sin logo que conducía McQueen en el popular film.

Los seguidores del coche fantástico tuvieron su sesión cuando la NBC presentó una versión televisiva en formato telefilm en la que el coche había cambiado de modelo: en vez de un Pontiac Trans AM negro, los telespectadores pudieron observar las peripecias de un Ford Mustang GT500 KR.

En un par de meses Ford prevé sacar unas mil réplicas de Kitt. El acuerdo entre automovilística y la network es absolutamente simbiótico. Tal y como señaló un portavoz de la compañía a El País Semanal: "El acuerdo con NBC nos permite promocionar nuestros productos y su equipamiento". Además de permitirles dar a conocer sus innovaciones, como la tecnología Sync, que están desarrollando junto a Microsoft.

Hoy por hoy esta relación continúa. Los fabricantes ven el cine un magnífico lugar de promoción de sus productos. Los espectadores imitando a sus ídolos y comprándose su coche. Incluso muchas compañías han pagado cifras astronómicas por colocar sus vehículos al lado del protagonista: Mercedes Benz pagó 13 millones de euros para que su coche luciese en Men In Black II, Ford hizo lo propio con 22 millones para que el coche de James Bond en Muere otro día fuese un Aston Martin y BMW también contribuyó económicamente para que su Roadster z3 lo acompañase en Golden Eye.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir