Anunciantes

Fruit of the Loom lleva la inocencia de los niños a los cojines

Fruit of the Loom convierte las ocurrencias de los niños en artículos de decoración

La marca Fruit of the Loom sorprende con una nueva iniciativa que permite transformar las frases más ocurrentes de los pequeños de la casa en cojines.

Fruit of the LoomLos niños tienen en muchas ocasiones salidas imposibles de prever. Algunas de ellas quedan marcadas en la mente de sus padres y se recuerdan durante años, incluso cuando el niño ya hace años que ha dejado la universidad. Ahora, la marca Fruit of the Loom ha decidido permitir a los padres integrar las inolvidables frases de sus hijos dentro de la decoración de su hogar.

La campaña se denomina “Pillows for Posterity” y detrás de la misma se encuentra CP+B. A través de ella, la empresa textil de origen estadounidense coge las ocurrencias de los niños (aquellas que hacen gritar a los padres: “No me creo que haya podido decir eso”) y las convierten en almohadas cosidas a mano.

Así, por ejemplo, cuando la madre de Lily echa de menos a su hija porque está en la escuela, puede leer su frase para la posteridad: “Has arruinado mi vida”.

Los padres pueden compartir las frases más memorables de sus vástagos a través del hashtag #thingsmykidsay hasta el próximo 29 de agosto. Los artesanos de Fruit of the Loom utilizarán estas “dulces” ocurrencias para convertirlas en cojines y almohadas al más puro estilo tradicional.

“Pillows for Posterity” es la primera parte de la campaña de Fruit of the Loom para la vuelta a la escuela de los pequeños de la casa. La segunda parte es “Tales from Teacher”. Se trata de unos vídeos de corta duración inspirados en notas reales de profesores. “Tales from Teacher” muestra tres adorables animaciones llenas de humor que comprenderán tanto los padres como los profesores.

En el primero, una niña hace amistad con un gusano y decide llevárselo en el bolsillo. En el segundo, la marca presenta a Nacho Hero, el héroe del patio, que acaba con todos los peligros a golpe de totopos. Finalmente, en el tercero un niño hambriento se come un bálsamo labial con aroma a fresa. Todos intentan transmitir lo mismo: los padres tienen que estar preparados para casi cualquier cosa.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir