Anunciantes

Posible declaración unilateral de independencia

Fuga de empresas de Cataluña: el complicado horizonte económico y empresarial

"Si el Estado no responde positivamente, nosotros haremos lo que hemos venido a hacer". Con estas palabras Carles Puigdemont ha dejado claro en el programa de TV3 30 minuts los planes más inmediatos después de la celebración del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre.

El presidente de la Generalitat de Cataluña no ha desvelado más información sobre sus movimientos. Tampoco ha hablado sobre si el pleno del Parlament que tendrá lugar el martes 10 de octubre se realizará la declaración unilateral de independencia (DUI).

Cabe señalar que TV3 ha estado emitiendo una serie de avances para promocionar el reportaje. En uno de ellos escuchábamos la siguiente frase de boca de Puigdemont, aunque finalmente no fue incluida en el reportaje emitido: “La declaración de independencia está prevista en la ley del referéndum como aplicación de los resultados. Por lo tanto, aplicaremos aquello que prevé la ley”.

Mientras tanto la lista de empresas que están trasladando su sede social fuera de Cataluña a otras regiones de España continúa aumentando. Los inversores consideran que una independencia válida, legal y reconocida a nivel internacional es un escenario demasiado remoto.

Una situación que no han dudado en analizar los analistas de importantes firmas como Moody’s, Goldman Sachs, Bank of America o JPMorgan entre otros. Todos coinciden a la hora de señalar que el desafío independentista a España y a Europa está teniendo consecuencias negativas para Cataluña.

La fuga de las empresas

Desde la celebración del referéndum ilegal el pasado 1 de octubre la tensión social y política, así como la inestabilidad económica se han convertido en la tónica en Cataluña. Un escenario en el que sus relaciones comerciales con el resto del país y Europa han comenzado a verse afectadas.

La situación ha llegado a un punto crítico. Los independentistas siempre han negado en su discurso que una Cataluña independiente, alcanzada por cualquier vía aunque no fuera legal, nunca vería una fuga de sus principales empresas.

Un planteamiento que tanto el Gobierno como las principales instituciones europeas siempre han defendido y que ha acabado por materializarse. De las 10 primeras empresas de Cataluña en menos de una semana ya han cambiado su sede social tres.

Hablamos de los casos de Gas Natural Fenosa, CaixaBank y Banco Sabadell. Una lista a la que se suman los nombres de Oryzon, Sociedad General Aguas de Barcelona (SGAB), Service Point, Arquia Banca, Proclinic Expert, Banco Mediolanum, Dogi, Eurona, Ballenoil y Point.

Una situación que se ha visto favorecida y acelerada por la aprobación por parte del Consejo de Ministros el pasado 6 de octubre de un decreto ley que permite a las empresas acordar el cambio de su sede social sin necesidad de someter la decisión a la valoración de los accionistas, y con independencia de lo establecido por los estatutos.

La lista de empresas “fugadas” podría aumentar

Con este escenario de fondo y ante la posible declaración unilateral de independencia por parte de Carles Puigdemont (probablemente en el pleno del martes 10 de octubre), la inquietud y miedo en las empresas ubicadas en Cataluña continúa aumentando.

Compañías como Freixenet y Cordoniu se encuentran estudiando las consecuencias de una posible declaración unilateral de independencia. El presidente de la Cámara de Comercio de España y de la compañía fabricante de Cava Freixenet ha dejado claro en una entrevista en RNE que propondrá al Consejo de Administración de la empresa llevar la sede social fuera de Cataluña en caso de la DUI.

"Si realmente vamos a una declaración unilateral de independencia, habrá una salida importante de empresas de Cataluña, lo que causará un daño gravísimo a Cataluña", añade señalando que sería una “verdadera catástrofe”.

Por su parte esta es la posición adoptada por Codorniu hechas públicas a través de un comunicado oficial:

"Esperamos o tener que llegar a ello, pero en caso de declaración unilateral de independencia el cambio de nuestro domicilio social es una opción que nos hemos planteado". Recalcan además que mantienen una opción totalmente apolítica.

Este lunes 9 de octubre varias compañías deciden en sus Consejos si mantienen su sede social en Cataluña o deciden seguir los pasos de las ya citadas. Una de las más destacadas es Abertis. El grupo líder mundial en la gestión de autopistas de peaje e infraestructuras tomará una decisión en las próximas horas.

Todo apunta a que cambiará su sede después de que CriteriaCaixa, principal accionista de Abertis con el 22,25% de la empresa, anunciase el traslado temporal de su sede a Palma de Mallorca. Una decisión que ha tomado Cellnex Telecom, cuyo accionista mayoritario es Abertis y ambas empresas cotizan en el Ibex-35.

Otra de las empresas que ha reunido este lunes 9 de octubre a su Consejo de Administración para decidir si trasladan su sede de Cataluña es la inmobiliaria Colonial.

El Grupo Planeta ha amenazado con abandonar Cataluña en caso de que se declare de forma unilateral la independencia. Ya en 2012 José Manuel Lara Bosch anunciaba esta decisión ante el avance del independentismo que ahora han sido reforzadas por su actual presidente, José Creucheras.

Lidl, Zurich, Seat, Almirall o Nissan son algunas de las empresas radicadas en Cataluña que por el momento guardan silencio, aunque han dejado que están siguiendo muy de cerca el devenir de los acontecimientos.

“Vamos a estar muy atentos a todos los acontecimientos y en función de cómo se desenvuelvan los hechos, tomaremos de forma ágil las decisiones que sean oportunas, para preservar los intereses de nuestros clientes, trabajadores, mediadores y accionistas “, afirmaba recientemente el presidente de Catalana Occidente, José María Serra Farré.

Grifols se queda en Cataluña

Ante la fuga masiva de grandes empresas fuera de Cataluña hemos encontrado una que ha decidido mantener su sede en la Comunidad Autónoma. Se trata de Grifols.

La popular farmacéutica que superó la barrera de los 4.000 millones de euros en volumen de negocio en 2016 ha decidido mantener su sede social en Cataluña.

Ante el escenario planteado a lo largo de estas líneas y a la espera de la decisión de otras grandes empresas, lo cierto es que Grifols podría acabar siento la única de las siete grandes compañías catalanas presentes en el Ibex-35 que permanezca en Cataluña.

¿Nuevo boicot a las marcas catalanas?

Siempre que se ha producido algún avance del independentismo catalán varios han sido los movimientos que se han puesto en marcha para boicotear a los productos catalanes.
Basta con echar un vistazo a las redes sociales para ver como hashtags cómo #BoicotProductosCatalanes o #BoicotCataluña generan cada vez más mensajes de rechazo hacia las marcas catalanas.

Entre estas podemos ver nombres como Noel Alimentaria, Gallina Blanca, Cacaolat, Mango o los supermercados Bonpreu i Esclat.

Entre las novedades más desatacadas de estos boicots que, por el momento, parecen minoritarios está la creación de la aplicación SeparApp. Una app que permite a los usuarios ubicar a las empresas que producen y desarrollan sus productos en Cataluña. El problema es que no discrimina en función de si apoyan o no la independencia.

¿Qué sucede con la economía catalana?

La fotografía expuesta en estas líneas no es una buena noticia para el tejido empresarial y la economía de Cataluña.

Expansión ha recogido los datos ofrecidos por distintas agencias de viaje, aerolíneas y cadenas hoteleras sobre las consecuencias que está teniendo la situación en Cataluña. Todas declaran que las reservas para los próximos meses se han congelado y que las cifras de cancelaciones han aumentado.

Basta con recordar las recomendaciones de American Airlines a sus pasajeros de no volar a Cataluña debido a la “inestabilidad política”.

Una situación que no sólo afectará a Cataluña sino al país en su conjunto. Y es que recordemos que la Comunidad Autónoma representa el 23,8% del total del negocio del turismo en España (17,99 millones de turistas extranjeros reportados en 2016).

Los datos no mienten y es cierto que el negocio de las exportaciones de Cataluña goza de buena salud. El pasado año alcanzó los 65.142 millones de euros en ventas al extranjero y la cifra podría aumentar este 2017. Pero el referéndum ilegal y la posible DUI están actuando como freno.

Cabe recordar además que el comercio de Cataluña con España representa a día de hoy el 37% de sus ventas totales (38.861 millones de euros) de acuerdo a los datos publicados por Ceprede. Unas cifras a las que hay que añadir que el 73% de las ventas de Cataluña al exterior se dirige a países miembros de la Unión Europea.

Las reacciones de Carles Puigdemont

Lo cierto es que las reacciones del presidente de la Generalitat están brillando por su ausencia. El pasado sábado 7 de octubre este se reunía con el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera. Una cita de la que únicamente han trascendido las informaciones filtradas por fuentes cercanas al encuentro.

De estas se han hecho eco en el diario El Mundo donde señalan que Puigdemont “es consciente de la situación y busca fórmulas para ganar tiempo”.

Brugera pidió a Puigdemont que renunciara a la DUI puesto que supondría un “desastre económico”. El presidente de la Generalitat se mostró consciente del impacto económico y ha mostrado signos de intentar una mediación como posible salida para retrasar sus planes soberanistas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir