Anunciantes

El crecimiento de Samsung se ralentiza en el segundo trimestre del año

El Galaxy S9 empaña los resultados de Samsung en el segundo trimestre del año

La fragilidad de la división de smartphones y de pantallas de Samsung hizo ligeramente pupa en las ganancias trimestrales de la compañía.

samsungCon la sonrisa ligeramente torcida. Así cerró Samsung el segundo trimestre del año. Entre abril y junio de este año la compañía surcoreana registró un beneficio neto de 11,04 billones de wones (8.436 millones de euros). Se trata de una cifra que, aunque abultada, está un 0,09% por debajo de la registrada por el gigante tecnológico durante el mismo periodo del año anterior. En el ligero retroceso experimentado por las ganancias de Samsung ha influido de manera determinante el debilitamiento de su rama de telefonía móvil (capitaneada por el Galaxy S9) y su división de pantallas.

Más sonrisas regaló a Samsung el capítulo referido al beneficio operativo, que se incrementó en un 5,71% hasta los 14,87 billones de wones (11.361 millones de euros). La otra cara de la moneda fue, sin embargo, la facturación, que se contrajo en un 4,13% hasta los 58,48 billones (44.677 millones de euros).

El sector de los semiconductores, el más solvente del grupo surcoreano, logró en el segundo trimestre del año una ganancia operativa de 11,61 billones de wones (8.866 millones de euros), un 44% más que durante el mismo periodo de 2017.

Peor le fue al ramo de telefonía de Samsung, cuyo beneficio operativo se desplomó entre abril y junio de 2018 un 34% hasta los 2,67 billones de wones (2.039 millones de euros) con respecto al segundo trimestre del año pasado.

Detrás de la caída en las ganancias operativas de esta división están los magros datos de ventas de smartphones como el Galaxy S9, el incremento en los costes de marketing y la competencia alza que hay en este competitivo (y casi cruel) sector.

La división de pantallas de Samsung fue asimismo víctima de un importante retroceso, aglutinando un beneficio operativo de apenas 140.000 millones de wones (106 millones de euros), un 91,8% menos con respecto al segundo trimestre de 2017 y un 65,86% menos en relación con el primer trimestre de 2018. La preocupante endeblez de este ramo es atribuible a la caída de los precios y de la demanda.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir