Anunciantes

Las marcas como sanadoras del alma herida de la Generación Z

La pandemia ha dejado a la Generación Z con el corazón "partío" (y las marcas le ponen tiritas)

A pesar de que la pandemia ha baqueteado fuertemente el alma de la Generación Z, su corazón está dispuesto a dejarse querer por las marcas dispuestas a escuchar sus deseos y necesidades.

generación z

Autor de la imagen: Trim Possible

¿Quién es exactamente la Generación Z? Hace un año los más jóvenes estaban sistemáticamente en el candelero. Eran los que se manifestaban fragorosamente en las calles haciendo gala de opiniones fuertemente enraizadas en su ADN, los que buscaban concienciar al resto del mundo sobre el (lóbrego) futuro del planeta y los que derrochaban confianza en sí mismos en las redes sociales. Los centennials de jactaban no solo de seguir a los influencers de más relumbrón, sino que enfundaban también el "outfit" de prescriptores.

Tan influyentes eran los jóvenes adscritos a la Generación Z que eran cortejados por los medios, por las marcas, por los empleadores y por supuesto también por sus padres.

Sin embargo, los influencers de la era precovid son bastante distintos de lo que han emergido del cascarón tras la pandemia. El coronavirus erosionó a los centennials de una manera muy especial. De la noche a la mañana se quedaron huérfanos de manifestaciones en nombre del movimiento "Fridays for Future", de sesiones de "shopping" y de clases en la escuela, explica Nicole Hanisch en un artículo para Horizont.

El mundo, que otrora no tenía límites para la Generación Z, tiene confines muy delimitados y solapados a esos confines hay miedos, muchos miedos, en torno al futuro.

De repente los centennials ya no pueden viajar, no pueden celebrar, no pueden estudiar en el extranjero. Pero quizás lo más duro de la nueva realidad para los más jóvenes es que no pueden estar relajados en el plano físico y han tenido que decir adiós a los besos y a los abrazos.

2020 parece haberse convertido en un año perdido para la Generación Z, esa que hace poco quería comerse el mundo.

Y entretanto los adultos han tomado las riendas. Son ellos quienes están liderando la crisis emanada del COVID-19. Y los centennials, los mismos que hasta hace solo un año salían a las calles para protestar, buscan cobijo en su nido familiar y disfrutan con la bricolaje, la repostería y el "gaming".

Todo aquello que la Generación Z daba por sentado (y quizás no ha apreciaba demasiado) se ha revestido de valor para los más jóvenes y es, de hecho, lo que les procura más satisfacción.

Los cambios absolutamente sísmicos que han tenido lugar en las vidas de los centennials en el transcurso de los últimos meses impactan también en sus hábitos de consumo. Se aprecia en los más jóvenes un anhelo de dar forma a la mejor versión de sí mismos.

La salud ha saltado al primer plano y también el ejercicio y la nutrición, un tándem que tiñe de verdad la vieja locución latina de "mens sana in corpore sano". Ha cobrado asimismo relevancia los planes financieros, la inversión en el futuro. ¿El objetivo? Que acontecimientos inesperados como la pandemia duelan eventualmente menos al bolsillo.

Esta nueva dinámica es particularmente beneficiosa para las grandes marcas, esas que en estos momentos satisfacen las necesidades de seguridad de la Generación Z. Mientras las startups más jóvenes siguen apalancadas en el optimismo de los buenos tiempos, las grandes marcas ofrecen estabilidad a los centennials. En ellas, como en sus padres, la Generación Z encuentra la confiabilidad, la seguridad y el confort que busca.

Pero las grandes marcas no son solo fuente de seguridad para los más jóvenes, que les reclaman también un propósito y un liderazgo orientado al futuro. En este sentido, las marcas harían bien en no agarrarse como a un clavo ardiendo a sus tradiciones. Deben también clavar la pupila en los más jóvenes y tomarse la molestia de reflejar adecuadamente sus intereses.

La sostenibilidad no debe quedarse en un mero eslogan para las marcas, que deben luchar de manera genuina por hacer del mundo un lugar mejor desde el punto de vista de la protección del clima, la generación de residuos y el bienestar animal.

A pesar de que la pandemia ha baqueteado fuertemente el alma de la Generación Z, su corazón está dispuesto a dejarse querer por las marcas que dispuestas a escuchar sus deseos y necesidades, concluye Hanisch.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other