Anunciantes

General Motors adelanta que tampoco se anunciará en la próxima Super Bowl por el elevado precio de estos spots

General Motors ha adelantado que renuncia a anunciarse en la próxima Super Bowl porque rechaza asumir unos precios tan altos por las inserciones publicitarias. Unas afirmaciones que dan otro giro sorprendente a la estrategia de la compañía automovilística pero que continúan los cambios que GM está llevando a cabo en sus operaciones globales de marketing.

Joel Ewanick, director de marketing global de GM, no duda de que la publicidad en la Super Bowl es efectiva, pero es tan cara que justificar el coste es cada vez más complicado. De hecho, se espera que el año que viene los espacios comerciales de la final de la Liga de Fútbol Americano sean un 9% más caros, llegando a costar 3,8 millones de dólares un spot de tan solo 30 segundos.

Este cambio de estrategia ha venido precedido por el anuncio de que GM dejaría de comprar anuncios en Facebook para centrarse en los contenidos gratuitos en la página web, ya que la compañía considera que estos espacios no influyen demasiado sobre las compras de automóviles. Una decisión polémica que, a dos días de la salida de Facebook en bolsa, se hizo eco en todo tipo de sectores.

Ewanick ha sido un firme defensor del valor de la publicidad, y por eso sorprende la decisión tomada con respecto a la Super Bowl. Pero el director de marketing también es conocido por tomar decisiones bastante polémicas y poco habituales. Ahora, su objetivo es renovar las gigantescas operaciones de marketing global, a las que se destinaron 4.700 millones de dólares el año pasado. Además, la compañía automovilística planea enfatizar los esfuerzos en los mercados internacionales fuera de Estados Unidos, donde GM está luchando por expandirse.

La retirada de GM se produce en un momento en que la preocupación en la industria televisiva con respecto al coste cada vez más elevado de la programación deportiva no deja de aumentar. Las audiencias se fragmentan en los cientos de canales disponibles y las opciones de entretenimiento alternativas como las redes sociales o los canales online. Pero el fútbol americano sigue siendo uno de los pocos eventos deportivos capaces de sentar delante de la televisión a decenas de millones de personas, y parece que justifica todavía los elevados precios que muchos anunciantes están dispuestos a pagar por aparecer en televisión.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir