Anunciantes

Gillette causa controversia con la imagen de una modelo XL en bikini

Gillette solivianta a los "haters" de Twitter con una imagen de una modelo XL en bikini

La publicación en Twitter de la imagen de una modelo "plus size" ataviada con un bikini ha desatado una fuerte ola de críticas contra Gillette en las redes sociales.

gilletteNormalmente las redes sociales reciben de manera bastante positiva las imágenes de modelos "plus size", bastante escasas en un universo, el de la moda, donde los kilos de más parecen tener la vitola de "pecado mortal".

Sin embargo, Gillette ha tenido a bien publicar en Twitter una foto de una modelo XL en bikini que ha conseguido poner de uñas a los usuarios de la red social del pajarito.

La imagen de marras, pensada para vender las bondades de la marca Venus de Gillette y protagonizada por la modelo estadounidense “plus size” Anna O’Brien, va acompañada de la siguiente frase: “Go out there and slay the day” (Sal fuera y mata el día).

Tras la publicación de la fotografía una fuerte ola de críticas salpicó inmediatamente a Gillette. Mientras algunos echaban en cara a la marca que con la foto no hacía sino promover la obesidad, otros aprovechaban para sacar al trol que llevan dentro y hacer mezquinos comentarios sobre la modelo.

En Reino Unido el controvertido post caló tan hondo que en un programa de televisión en el que los espectadores pueden llamar para manifestar sin pelos en la lengua sus propias opiniones se discutió acaloradamente sobre el denominado “fat-shaming”.

Por su parte, y en vista del tsunami de críticas (probablemente exacerbadas) generadas por la imagen, Gillette ha salido en su defensa publicando el siguiente mensaje en Twitter: “Venus es una marca comprometida con la representación de mujeres bellas de todos las formas, tamaños y tipos de piel porque todos los tipos de piel merecen ser mostrados. No encanta Ana porque vive a lo grande y ama su piel independientemente de lo que las ‘reglas’ dicen sobre cómo mostrarla”.

De acuerdo con una portavoz de la compañía, Gillette se puso en contacto con Anna O’Brien, que cuenta en las redes sociales con 1,7 millones de followers, para solicitarle la publicación de una foto suya en Twitter. Gillette recalca que la influencer no recibió remuneración alguna por la imagen, que vio además la luz sin que mediara ninguna agencia.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir