Anunciantes

Inteligencia artificial y machine learning

Google y Microsoft advierten sobre los riesgos e implicaciones de la inteligencia artificial

Los últimos informes de resultados de Google y Microsoft recogen advertencias a sus inversores sobre los riesgos éticos y legales derivados del uso de la inteligencia artificial.

inteligencia_artificialLa presentación de los últimos resultados de Alphabet, empresa matriz de Google, han traído buenas noticias para sus inversores. De acuerdo a los datos publicados la empresa reportó unos ingresos en el último trimestre de 39.300 millones de dólares. Un 22% más que durante el mismo periodo del año anterior.

Durante la presentación de los resultados el CEO de Google Sundar Pichai destacó la importancia que está jugando para la compañía el machine learning a la hora de descubrir cómo relacionar los anuncios con los intereses de los usuarios.

Pero hay una cosa que Pichai olvidó mencionar: las advertencias de Alphabet a los accionistas sobre la inteligencia artificial.

Este se ha referido a una serie de factores de riesgo derivados de este tipo de tecnología que podrían generar problemas tanto éticos como legales para los negocios de la compañía.

“Los nuevos productos y servicios, incluidos aquellos que incorporan o utilizan la inteligencia artificial y el machine learning, pueden plantear nuevos desafíos éticos, tecnológicos, legales y de diversas características que pueden afectar negativamente a nuestras marcas y a la demanda de nuestros productos y servicios”.

Así queda recogido en el último informe anual de Alphabet presentando al día siguiente de la publicación de sus resultados en la Securities and Exchange Commission (SEC).

Las compañías deben plasmar estos factores de riesgo en sus presentaciones anuales con el objetivo de compartir con sus inversores problemas previsibles. Un mecanismo que proporciona a las empresas una forma de evitar posibles demandas legales.

¿Por qué lo ha hecho?

Lo que no queda claro es el motivo por el que Google ha decidido precisamente ahora informar a sus inversores sobre los riesgos de la inteligencia artificial. Tal y como señalan desde Wired, Google no ha querido realizar comentarios al respecto más allá de lo recogido en el informe.

Lo cierto es que Alphabet ha llegado seis meses tarde en la comunicación a sus inversores. Microsoft ya hizo lo propio el pasado mes de agosto:

“Los algoritmos basados en la inteligencia artificial pueden presentar errores. Los conjuntos de datos pueden ser insuficientes o contener información sesgada. El uso de datos inapropiados o controvertidos por parte de Microsoft podrían impedir las mejoras de las soluciones de inteligencia artificial”, recoge el comunicado emitido por Microsoft.

Microsoft ha invertido de forma notable en los últimos años en inteligencia artificial. En 2016 creó dentro de la empresa una junta interna para analizar las implicaciones éticas derivadas del uso de la inteligencia artificial.

A través de esta se han bloqueado algunos contratos e incluso proyectos que han sido considerados como arriesgados como consecuencia de un uso inadecuado de este tipo de tecnología.

¿Hay que estar preocupado?

Las advertencias de Google y Microsoft pueden parecerle oscuras. Pero debe tener en cuenta que tanto los inversores como los competidores analizan los factores de riesgo para entender la situación del mercado.

Algunas compañías que declaran que su futuro depende en gran medida de la inteligencia artificial y el machine learning, no destacan o enumeran los efectos no deseados de estas tecnologías en sus informes anuales.

Un claro ejemplo lo encontramos en el último informe anual más reciente de IBM elaborado en 2017. A través de este no solo destaca que se erigen como una compañía líder en el mercado de las soluciones de software basadas en inteligencia artificial. Recalca que es “pionera en responsabilidad de datos, ética y transparencia”.

A medida que las nuevas prácticas comerciales y tecnologías se vuelven más importantes en nuestras vidas, van surgiendo este tipo de advertencias o revelaciones.

Los informes que hasta el momento se venían presentando en la Securities and Exchange Commission, rara vez aparecía la ciberseguridad en los informes de las empresas. Ahora el hecho de que no aparezca es el principal problema.

Puede que con el tiempo a las observaciones sobre las implicaciones de la inteligencia artificial les acabe sucediendo lo mismo.

Te recomendamos

FOA

The trade lab

vueling

México

Compartir