Anunciantes

Google pone a prueba su coche automático dejándolo en manos de un invidente

La tecnología sigue avanzando. Un gran ejemplo es el experimento de auto-conducción de coches de Google. La idea de que los coches puedan hacer una ruta basándose en factores como los patrones de tráfico y el clima puede ser algo más que beneficioso para muchas personas.

La muestra del proyecto, compartido por la propia compañía en YouTube, enseña como el 'coche Google' es pilotado por un invidente. El protagonista de este vídeo, Self-Driving Car Test, es Steve Mahan. Steve recorre su ciudad a bordo de un Toyota Prius, pero lo más peculiar es que él tiene una discapacidad visual de un 95%.

Se trata de un proyecto que, de hacerse realidad, daría mayor independencia y flexibilidad a este tipo de personas. Con esta muestra, Steve demostró cómo pudo realizar un pedido de comida o recoger la ropa de la lavandería sin tener que hacer nada más que sentarse en el coche. El Toyota circulaba según las reglas del tráfico moviendo solo incluso el volante, por lo que Steve pudo incluso comerse mientras tanto su pedido. No necesitaba para nada utilizar sus manos o sus pies para conducir.

La ruta estaba cuidadosamente programada por la compañía. Google ha indicado que se trataba "de un experimento técnico con una mirada prometedora sobre lo que la tecnología autónoma puede un día conseguir si se logra una tecnología rigurosa y se cumple con los estándares de seguridad. Anunciamos nuestro proyecto de automóvil con conducción automática en 2010 para hacer una conducción más segura, agradable y eficiente. Después de recorrer anteriormente más de 200.000 kilómetros sin conductor al volante, hemos querido compartir nuestra experiencia favorita. Aquí está Steve, para mostrarles lo que la tecnología autónoma puede ofrecer".

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir