Anunciantes

La compañía llevaba en activo desde su fundación en 1962

Grupo Planeta anuncia el cierre definitivo de El Círculo de Lectores

La insostenible situación de la compañía, acuciada por las deudas y las pérdidas, y su desfasado modelo de negocio sobrepasado por el mundo digital han precipitado una decisión que llevaba varios años demorándose

cierre círculo

Tras más de seis décadas llevando novelas y enciclopedias a los hogares españoles, el Círculo de Lectores, fundado en 1962, ve como su actividad llega irremediablemente a su fin. Grupo Planeta, que se hizo con su control hace 5 años, ha anunciado este miércoles a sus vendedores del cierre del sello y de su red comercial a través de un burofax. Esta red había ido mermando considerablemente durante los últimos años, al punto de que sus responsables reconocen sin tapujos que “hemos ido perdiendo el canal de venta por los nuevos hábitos de consumo digital".

La pérdida de ventas por catálogo a los socios acabó propiciando que no exigieran la compra mensual de algún producto, y la red de agentes comerciales estaba compuesta por jubilados en su mayoría. Estos agentes ya se limitaban simplemente a acudir a los domicilios con carritos de la compra a entregar los pedidos. “El modelo puerta a puerta ya no funciona y lo vincularemos a la compra digital”, recalcan desde el propio Círculo de Lectores. Aseguran también que sus clientes compraban por Amazon y otros puntos de venta online antes que esperar el reparto mensual tradicional.

colección circulo

De hecho, hasta el propio burofax expresaba ese argumento de cambio de costumbres, señalado por todos los estudios e informes dentro del sector editorial. “Como usted bien conoce desde hace ya bastantes años, Círculo de Lectores se ha visto muy afectado por el cambio de hábitos de consumo de los ciudadanos derivados de la fuerte implantación de las nuevas tecnologías. Pese a que hemos intentado reconducir esta delicada situación con distintas medidas, lamentablemente nos vemos en la triste obligación de tener que desactivar la red comercial”, reza el comunicado íntegro. Este mismo 6 de noviembre, toda actividad comercial llegó a su cese.

Como se ha podido saber, las cuentas del Círculo de Lectores reflejaban una deuda que crecía imparable desde 2015. Ese año ya cerraron con pérdidas cercanas al millón de euros, pero en 2016 llegó a 2’3 millones, y en 2017 alcanzó los 3 millones. Al final, la deuda acumulada en 2017 ascendía a 5 millones de euros, situación insostenible para una empresa que contaba con 143 empleados. Los ingresos, además, desvelan el desgaste de su modelo de negocio, agravado en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, en 2016 ingresaron 42,8 millones de euros, mientras que en 2017 fueron 37,4 millones de euros, una caída del 15% en los ingresos.

circulo lectores

La empresa no tuvo más remedio que intentar paliar la situación diversificando su actividad a productos de hogar y bienestar. Editaba dos revistas bimestrales, y seguía llevando a casa una amplia oferta literaria, musical, cinematográfica, multimedia… Pero además ofrecía a domicilio cosmética natural, complementos alimenticios y artículos de ocio para el hogar, todo por petición de Planeta.

Aun así, su negocio principal seguía suponiendo el 70% de los ingresos del Círculo de Lectores. El otro 30% era representado por productos ajenos a la actividad literaria, como los cosméticos de Bottega Verde. Además, su modelo seguía firmemente apostado en la entrega en mano, que aportaba el 94% de las ventas. La caída del número de socios, que se fue desplomando, y el descenso de la actividad comercial de los que aún pertenecían al Círculo fueron dinamitando las pocas posibilidades de sobrevivir de la compañía.

circulo-de-lectores

Llegados a esta situación, los accionistas tuvieron que realizar de forma obligada una ampliación de capital de 6 millones de euros en 2018. Planeta ya tenía en mente, como mínimo, un cambio en el modelo de negocio, ante los pésimos resultados económicos que ofrecía, para reconvertirlo en una nueva fórmula de captación. De este modo, pusieron en marcha medidas de ahorro, simplificaron la oferta para centrar su atención en las líneas de negocio más rentables y finalizaron las ventas de CD y DVD.

Tras conseguir más de un millón de suscriptores en sus mejores momentos, la compañía entró en declive a principios de siglo. Había dominado su sector, era la mayor red de lectores que abastecía los hogares españoles, pero su modelo estaba agotado. En 2010, Planeta adquirió la mitad de la empresa a Bertelsmann, y en 2014 finalizó su compra, tras haber puesto cada compañía 20 millones para rescatar al Círculo. Ya en sus últimos años, intentó adaptar su modelo al mundo digital con la apertura de Nubico, un proyecto de plataforma de comercialización de libros electrónicos, pero fue en balde. El Círculo de Lectores lo siguió intentado, pero acabó desapareciendo para siempre.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir