Anunciantes

Las empresas pagarán el 67% de la recaudación prevista

El "hachazo fiscal" de Pedro Sánchez y Podemos a las empresas en datos

La subida de impuestos valorada 5.678 millones de euros pactada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Podemos para 2019 se centrará en las empresas, los ahorradores y los inversores.

pedro_sanchez_pablo_iglesias2019 puede no ser el mejor año para las empresas en España. El Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos han pactado una serie de subidas de impuestos para el próximo año de 5.678 millones de euros.

Entre las subidas más destacadas y criticadas se encuentran el Impuesto sobre Sociedades, IRPF y Patrimonio. El Ejecutivo contempla además un nuevo impuesto paras empresas tecnológicas, así como una tasa a las transacciones financieras.

Unas medidas recaudatorias a las que deben sumarse los incrementos en la fiscalidad del diésel, inmuebles en Patrimonio, de las rentas del capital y los conocidos popularmente como los “unit linked”.

La previsión de recaudación ha sido estimada de cara a los Presupuestos Generales del próximo año. Se contemplan además un paquete de medidas para luchar contra el fraude fiscal.

La fuerte subida de impuestos tendrá un impacto directo en las empresas, los inversores y, por supuesto, en el bolsillo de los particulares.

El hachazo fiscal

Las empresas serán sin duda las peor paradas. Tal y como recogen en Expansión de los 5.678 millones de euros previstos en recaudación vía impuestos en 2019, 3.286 millones de euros recaerán sobre las empresas.

En pocas palabras: el 67% de a recaudación esperada a través de las subidas de los citados impuestos procederá de las empresas.

La subida en el Impuesto de Sociedades se centra en dos medidas.

La primera de ellas está basada en la creación de un tipo mínimo y el gravamen de los dividendos del extranjero. El efecto que tendrá la primera de estas medidas será limitado pero la segunda impactará de lleno en las empresas.

El Gobierno de Pedro Sánchez contempla gravar los dividendos del extranjero con un 5%. Las empresas ya han alertado de que esta decisión únicamente servirá para crear dobles imposiciones.

"Se va a utilizar el mismo parámetro que Francia o Alemania, para que haya un porcentaje mínimo de doble imposición", respondía la ministra de Hacienda María Jesús Montero ante las quejas de los empresarios.

El problema sobre esta medida es que podría tener un efecto contrario al deseado. El mejor ejemplo lo encontramos en Estados Unidos donde, ante medidas fiscales de este tipo, las empresas han decidido no repatriar los dividendos procedentes del extranjero.

El negocio digital en España

El sector digital también se verá afectado por los nuevos gravámenes previstos por el Gobierno,

A través de la conocida como “tasa Google” se gravará con un 3% la publicidad, venta de datos e intermediación digital de todas aquellas empresas que cuenten con una facturación a nivel global de 750 millones de euros, de tres millones en España según lo recogido por Expansión.

Una medida con la que las empresas del sector digital en España se verán afectadas, aunque físicamente no se encuentren en nuestro territorio.

Las previsiones del Gobierno en relación a esta medida apuntan a una recaudación de 1.200 millones de euros. Cabe señalar que las empresas del sector de la telefonía pagarán como mínimo 100 millones de euros en el caso de que el 10% de sus operaciones se vean gravadas.

economia_digital

Estas medidas ponen en un serio aprieto a las empresas digitales. Y es que la subida de impuestos se suma al temido impuesto digital (Digital Services Tax) que se debate en Bruselas.

Un total de 16 empresas tecnológicas entre las que se encuentran nombres como Booking o Spotify han firmado una carta en la que explican que el único resultado de la tasa será el pago de impuestos por duplicado.

“Una medida unilateral en una economía más globalizada que nunca, que producirá una fuerte pérdida de competitividad en las empresas españolas, la fragmentación del Mercado Único Digital y la paralización de la inversión”, explican a través de un comunicado Adigital.

El organismo señala que las Pymes serán las principales perjudicadas por estos impuestos ya que son las mayores beneficiarias de las oportunidades que ofrece la economía digital.

“Desde Adigital hacemos un llamamiento a los agentes políticos para que recuperen el debate internacional en aras de adoptar medidas debatidas desde la prudencia y el sosiego y acordadas globalmente. Asimismo, insistimos en la importancia que el Mercado Único Digital tiene para la economía española y la necesidad de preservarlo e impulsarlo desde todas las instancias del Estado”, recuerda José Luis Zimmermann, director general de Adigital.

¿Cómo han reaccionado las empresas?

En las últimas semanas hemos podido ir conociendo las opiniones de algunos de los líderes empresariales de nuestro país a través de las redes sociales y medios de comunicación.

La respuesta de estos ante la aplicación de las medidas de las citadas medidas (entre otras) es unánime: el coste para las compañías será muy elevado.

La consecuencia principal de esta situación será la reducción de la competitividad de las empresas y la creación de empleo será una de las grandes damnificadas.

Expansión ha tomado el pulso al tejido empresarial patrio a través de las opiniones de algunos empresarios. José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander explica que el pago de los dividendos en el país de origen y en España “afectará a la morfología de las entidades financieras”.

circulo_empresarios

Por su parte Carlos Torres, consejero delegado y presidente electo de BBVA apunta en la citada cabecera que “la fiscalidad nunca debe penalizar el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo”.

“Lo más prudente sería una contención máxima del gasto, y no penalizar con más impuestos a los que generan la riqueza del país”, explica Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y CEO de Meliá.

John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios explica en una entrevista realizada por el organismo que las consecuencias del acuerdo entre el PSOE y Podemos serán “muy dolorosas” para la economía.

Desde el Círculo de Empresarios aseguran que la subida de los impuestos no es el camino adecuado. En su opinión, lo único que se logrará con este acuerdo es ralentizar la creación de empleo, fomentar la temporalidad del mismo y un repunte de la economía sumergida.

“Las compañías españolas ya soportan una carga tributaria sobre sus beneficios por encima de la media de la Unión Europea. Cualquier modificación debería de ir acompañada de una reflexión previa sobre su impacto potencial en la competitividad de las empresas, en la inversión, en el crecimiento económico y en la propia recaudación”, expresa en Expansión Gonzalo Sánchez, presidente de PwC España.

Dudas ante la efectividad de las medidas

Los expertos no han tardado en pronunciarse ante las nuevas medidas. El resumen que podemos hacer de la mayor parte de las opiniones es que existe un clima de duda generalizado.

Son muchas las voces que creen que las subidas de impuestos no surtirán el efecto deseado. El motivo reside en que la brusca extracción de recursos tanto a las compañías como a los contribuyentes con mayores rentas, así como a los ahorradores e inversores, tendrá consecuencias directas en la actividad económica.

juan_rossell_ceoe

El Ejecutivo de Pedro Sánchez es consciente de esto por lo que el paquete se completa con una serie de medidas tributarias adicionales. Las más destacadas pasan por le incremento de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social o la subida de la retención a aquellos autores que reporten mayores ingresos.

Un arma de doble filo si tenemos en cuenta que la economía española se encuentra en plena desaceleración.

El hecho de fijar un tipo mínimo del 15% sobre el Impuesto de Sociedades, gravar un 5% los dividendos procedentes del extranjero y establecer una tasa del 3% sobre los ingresos digitales, podría hacer que las empresas abandonasen España en busca de destinos europeos más atractivos para sus negocios.

"El aumento de la carga fiscal, sobre todo a las empresas, resta competitividad a España e introduce inseguridad jurídica, que retrasará la inversión, con impacto en el empleo. No hay ninguna medida que solucione los grandes problemas, como la crisis de pensiones o el elevado paro", ha recalcado Juan Rosell, presidente de la patronal CEOE en Expansión.

nadia_calviño

Por su parte la ministra de Economía, Nadia Calviño cree firmemente que con estas medidas España contará con un sistema fiscal “más equilibrado y más justo”.

Calviño asegura que el alza impositiva “no tendrá un impacto negativo sobre la creación de empleo sino un impacto neutro”.

El objetivo del Gobierno pasa por que paguen más los que mas tienen. Esto ayudará a reducir la carga fiscal de las Pymes y no duda a la hora de señalar que las previsiones de recaudación son “realistas”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir