Anunciantes

Haciendo la autopsia al odio a las marcas del consumidor

hateDel amor al odio hay un paso, también en el universo de las marcas. Mejor ser odiada que pasar desapercibida, pensarán muchas marcas. Pero, ¿qué se esconde realmente detrás del odio a las marcas? Ésta es la pregunta que tres jóvenes estudiantes de la Universidad de Twente en Holanda tratan de responder en una investigación, una investigación que Marianne van Delzen, Jana Bosse y Lena Jönson han decidido centrar en internet. Al fin y al cabo, la red de redes es hoy por hoy el principal caldo de cultivo del odio a las marcas.

En 1997 había en internet apenas 550 páginas web "anti marcas", mientras que en 2008 eran ya 10.500. ¿Algunas de las más conocidas? Killercoke.org, en la que los internautas dan rienda suelta a su odio por Coca-Cola, y Starbucked.com, la web favorita de los consumidores anti Starbucks.

A estas webs llenas de odio contra las marcas se unen también las redes sociales, donde los consumidores no dudan en “cantar las cuarenta” a las marcas cuando creen que se lo merecen y desencadenan auténticas "tormentas 2.0".

“El odio a las marcas es hoy mucho más peligroso que antes”, aseguran van Delzen, Bosse y Jönson. Aun así, “y pese a que las consecuencias del odio a las marcas son en realidad muy graves para las empresas, hay hoy por hoy muy poca investigación sobre este fenómeno, sobre todo en comparación con el del amor a las marcas”, explica Jönson. Una carencia que Jönson y sus dos colegas de investigación pretender paliar con un estudio en el que analizarán de manera pormenorizada los factores que influyen en el odio a las marcas.

Si quiere ayudar a estas tres estudiantes a poner algo de luz sobre el fenómeno del odio a las marcas, puede poner su granito de arena completando la siguiente encuesta online. Contestarla sólo le llevará 15 minutos y todos los datos serán recogidos de manera anónima.

Van Delzen, Bosse y Jönson tienen previsto publicar las conclusiones de su estudio a principios de 2014.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir