Anunciantes

Hamburguesas y secuestros, el cóctel molotov "marketero" que podría estallarle en la cara a McDonald's

Hamburguesas y secuestros, el cóctel molotov "marketero" que podría estallarle en la cara a McDonald'sUtilizar una historia sobre tres mujeres secuestradas durante diez años para hacer marketing es cuanto menos cuestionable. Pero eso es lo que ha hecho precisamente McDonald’s durante los últimos días. ¿Su excusa? Que Charles Ramsey, el héroe que rescató a tres chicas que llevaban una década retenidas en una casa de Cleveland, se convirtió en el héroe que hoy es gracias a McDonald’s. Ramsey iba a comprar una hamburguesa en la famosa cadena de comida rápida cuando oyó gritos de una mujer en la casa de su vecino y destapó el horror que se allí se escondía.

El héroe de Cleveland, como ya le han bautizado algunos, pronto se convirtió en una sensación viral en internet. Quizás por ello McDonald’s decidía el pasado martes aprovechar el tirón de este héroe fan de sus hamburguesas para publicar el siguiente tuit: “Celebramos la valentía de las víctimas de los secuestros de Ohio y respetamos su privacidad. Bien hecho Charles Ramsey. Seguiremos en contacto”.

 

Con este tuit McDonald’s apostaba por lo que es el “novamás” en el universo “marketero”: el marketing en tiempo real. Es decir, se aprovechaba de un hecho de actualidad para hacer marketing en torno a su propia marca. También Oreo echó mano del marketing en tiempo real cuando, durante el apagón de la Super Bowl, publicó un tuit que acaparó todas las miradas y que fue celebrado como el mejor anuncio del evento publicitario más importante del año en Estados Unidos. La diferencia es que en el caso de Oreo no había secuestros, cautiverios y posibles violaciones de por medio. Y no sólo eso, el héroe de Cleveland al que McDonald’s se ha atrevido, quizás con demasiada premura, a apoyar públicamente, tiene tras de sí un historial de condenas por violencia doméstica.

¿Le interesa realmente a McDonald’s que su nombre sea asociado a un hombre como Ramsey? Probablemente no. Y es que el marketing en tiempo real tiene a veces sus riesgos. La multinacional estadounidense parece ser consciente de ello pues desde que publicara su polémico tuit el pasado martes ha permanecido prácticamente en silencio y ha optado por no pronunciarse con suma cautela sobre su “protegido” Charles Ramsey. “Durante los últimos días miles de personas se han contacto con nosotros para expresar su deseo de que McDonald’s hiciera algo por el señor Ramsey”, explica un portavoz de McDonald’s en declaraciones a Time. Este mismo portavoz confirma además que, como ya señalara el pasado martes en su tuit, McDonald’s se pondrá en contacto personalmente con Charles Ramsey. ¿Para qué? Eso todavía es una incógnita.

¿Cómo acabará esta historia? ¿Le saldrá el tiro por la culata a McDonald’s?

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir