líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Y si el Happy Meal de McDonald's se desembarazara por completo del plástico? La alternativa es muy

AnunciantesPrototipo imaginado por Regina Lim para el Happy Meal de McDonald's

Así sería el Happy Meal de McDonald's si renunciara al plástico

¿Y si el Happy Meal de McDonald's se desembarazara por completo del plástico? La alternativa es muy "cool"

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La diseñadora oriunda de Malasia Regina Lim ha querido reimaginar el Happy Meal de McDonald's zafándolo por completo de los plásticos.

Quienes tienen niños en casa acostumbran a vivir rodeados de juguetes de plástico, los que están agazapados en el Happy Meal de McDonald’s (y que tarde o temprano terminan en el cubo de la basura por la atención, inevitablemente volátil, que tienen a bien dispensarles los más pequeños).

El plástico presente en el célebre menú infantil de la marca de los arcos amarillos es tan inútil como terriblemente ponzoñoso. Por esta razón la diseñadora oriunda de Malasia Regina Lim ha querido reimaginar el Happy Meal de McDonald’s zafándolo por completo de las garras del plástico.

Su prototipo está confeccionado con materiales 100% respetuosos con el medio ambiente, también el juguete que hay en sus entrañas (que está elaborado con madera).

Además, lejos de ser triste y aburrido, el Happy Meal nacido de la imaginación de Regina Lim es pródigo en hermosas y divertidas ilustraciones y en elementos interactivos. Y está tan logrado que es imposible no preguntarse por qué McDonald’s no apuesta por una versión más sostenible de su icónico menú infantil.

McDonald’s dice estar implementando esfuerzos para revestir de una pátina más ecológica a sus Happy Meals. El pasado mes de septiembre la multinacional estadounidense anunció que en 2025 reduciría en un 90% el plástico procedente de plásticos fósiles presente en los juguetes de su menú infantil. La intención de la cadena de hamburgueserías es confeccionar juguetes con plástico reciclado o bien elaborado con materiales renovables como el maíz (que no son, no obstante, de naturaleza biodegradable). Se trata de un problema medioambiental enorme si tenemos en cuenta que McDonald’s vende anualmente más de 1.000 millones de juguetes a lo largo y ancho del globo.

El diseño del prototipo de Regina Lim, que demuestra que el gravísimo problema creado por McDonald’s es susceptible realmente de ser solventado, está inspirado por los bosques del este de Malasia, la región donde creció la diseñadora.

La caja del Happy Meal y el packaging de los McNuggets, de las patatas fritas y de la bebida están estampados con deliciosas imágenes de la flora y la fauna locales de McDonald’s.

Los juguetes en el Happy Meal de Regina Lim son tres árboles de madera y cartones convenientemente recortados que una vez montados se metamorfosean en jirafas, elefantes y cebras de naturaleza tridimensional.

Pero el prototipo de la diseñadora malasia es portador de aún más sorpresas. Cuando la caja del Happy Meal se desmonta, los niños pueden leer en su interior la historia de cómo las semillas acaban trocándose eventualmente en árboles.

«Mis padres solían llevarme a disfrutar de la naturaleza cuando era pequeña. Creo que es importante que la próxima generación aprenda a apreciar los espacios naturales, muchos de los cuales se están muriendo«, apunta Lim, en declaraciones a Fast Company. «Creo que es posible enseñar sostenibilidad a los niños de manera divertida», enfatiza.

«Las cadenas de comida rápida han sido severamente criticadas en los últimos tiempos en lo relativo a la sostenibilidad y el problema no ha hecho sino agudizarse», sostiene Lim. «Si grandes empresas como McDonald’s acometen pequeños cambios, pueden marcar realmente la diferencia debido a su enorme impacto e influencia», subraya.

Desechar los juguetes de plástico y reemplazarlos por las alternativas de madera que propone Lim en su prototipo no es fácil, de todos modos. Y es que la madera superará inevitablemente desde el punto de vista del precio al plástico, que es hoy por hoy uno de los mariales más económicos que hay en el mercado.

Así y todo, Lim tiene el convencimiento de que un pequeño incremento en los costes podría terminar siendo beneficioso para McDonald’s a largo plazo. «Tiene todo el sentido del mundo que McDonald’s utilice algunos de sus elevadísimos beneficios para hacer mucho más sostenible el Happy Meal», afirma. «Ayudaría además a McDonald’s a afrontar las críticas que arrecian sobre su marca y laceran potencialmente su reputación», añade.

 

¿Cómo planificar campañas navideñas de éxito en las categorías de Moda, Belleza y Tecnología?AnteriorSigueinteCRIS contra el cáncer apuesta por tratamientos innovadores y personalizados

Contenido patrocinado