Anunciantes

Campaña de Ogilvy Brasil para Hasbro

Hasbro explica por qué los niños deberían jugar con muñecas

El spot “We All Can Take Care” muestra a niños jugando con la muñeca Baby Alive de Hasbro y explica que así aprenden a cuidar de los demás.

we-all-take-care-hasbro

Tradicionalmente, las muñecas han sido un juguete para niñas. Se suponía que los niños preferían los coches de carreras, mientras que ellas las usaban como entrenamiento materno (al menos hasta que llegó Barbie). La idea de que "los niños no pueden jugar con muñecas" y otras afirmaciones similares perduran a través de generaciones.

Por eso, una nueva campaña de Ogilvy Brasil pretende eliminar la idea de que las muñecas están reservadas para un solo género. "We All Can Take Care" presenta un spot de 60 segundos que muestra a los niños jugando con la muñeca Baby Alive de Hasbro.

Entre el montón de populares juguetes que aparecen en la escena (incluyendo un Mr. Potato y un Transformer), se puede ver tanto a niños como a niñas jugando a cuidar a la muñeca. Las acciones de cambiarle el pañal o jugar a ser su médico reflejan algunos de los beneficios que conlleva jugar con muñecas durante la infancia, según la educadora y escritora Maria Angela Barbato.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

"Propicia el desarrollo emocional, nuevas formas de interactuar y aprender lo que significa el respeto", dice en un comunicado sobre el lanzamiento de la campaña. "El consejo que les daría a los padres es: dejen que sus hijos jueguen".

"Nuestro reto es demostrar que tanto las niñas como los niños pueden aprender mucho jugando con muñecas", añade Kellen Silverio, directora de marketing de Hasbro en Brasil. "Este es un gesto juguetón y de espíritu libre que nutre el amor y que cuenta mucho para ayudar a los niños a crecer y convertirse en seres humanos que se cuidan unos a otros".

Lo que más destaca sobre el enfoque de Ogilvy sobre el tema, que todavía se considera progresista en el clima cultural de hoy, es el marco despreocupado del anuncio. La idea de que los niños jueguen con muñecas no se presenta como un experimento social ni se considera una anomalía, sino un recordatorio de que así es como juegan los niños sin la intervención de limitaciones sociales.

En lugar de describir todas las razones por las que los niños deberían jugar con muñecas, Ogilvy y Hasbro plantean una simple pregunta: "¿Por qué no?"

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir