Anunciantes

Hawkers o cómo construir una marca (y hacerse de oro) sobre la marcha #cdec2016

hawkersQue Risto Mejide no tiene pelos en la lengua ha quedado a las claras mil y una veces en la televisión, donde este catalán le da a la sin hueso que da gusto. Pero tampoco a la hora de hablar de publicidad y de marcas el presentador, escritor y socio fundador de la agencia AFTERSHARE es capaz de contener su carácter lenguaraz y controvertido.

Lo ha demostrado hoy en el Día A del Club de Creativos, donde el bueno de Risto ha acribillado a preguntas (incisivas) a David Moreno, cofundador de Hawkers, la marca que con apenas dos años y medio de vida ha vuelto totalmente del revés la industria de las gafas de sol.

Moreno recuerda que, antes de embarcarse en esa fenomenal aventura empresarial que es hoy Hawkers, sus compañeros y él trabajaban en una especie de Wallapop. Y poco después decidían hincarle el diente al e-commerce y se dieron cuenta de que en el universo del comercio electrónico era importante poner las cosas fáciles a la gente, recalca Moreno.

"No teníamos ni idea de gafas de sol. Yo, por ejemplo, soy biólogo, pero nos dimos cuenta de que las gafas de sol como producto tenían un sex appeal especial y decidimos comenzar a vender gafas", recuerda Moreno. "En un principio vendíamos gafas de terceros y después nos liamos la manta a la cabeza y creamos nuestra propia marca de gafas", explica.

"La nuestra es una marca que empezó en casa. Todo surgió in-house. Hasta hace poco éramos en Hawkers un grupo muy reducido de gente", asegura.

Una de las principales fortalezas de Hawkers es su facilidad, pese a ser inicialmente una completa desconocida, para colgarse del brazo de todo tipo de celebridades nacionales e internacionales.

hawkers1

"Para llegar a las celebrities lo que hacíamos era hacerles llegar mensajes personalizados, muchas veces a través de Instagram, y decirles que les íbamos a regalar gafas porque nos gustaba su estilo. Después resultó que muchos famosos a priori inalcanzables nos respondieron", explica Moreno.

Ese "feeling" tan especial de Hawkers con las celebridades llevó más tarde a esta joven marca a todo un hito al alcance de muy pocos: convertirse en sponsor de los Lakers de la NBA. "Comenzamos a enviarles muchos mensajes y resulta que algún incauto nos hizo caso", recuerda. "Después los Lakers nos enseñaron su carta de precios, totalmente astronómicos, y lo más barato era colaborar con ellos en las redes sociales y pagar para aparecer en sus cuentas en Facebook e Instagram. Eran unos 30.000 euros", relata. "Y así, casi por casualidad, nos convertimos en la primera marca española en patrocinar una franquicia de la NBA", admite.

hawkers3

Pero, ¿dónde radica el éxito de Hawkers? Quizás en el arte de la improvisación. Cuando Hawkers se enfrenta a un reto, actúa sobre la marcha, reconoce Moreno. "Hemos actuado siempre así y no has ha ido bien. Cuando nos topamos con un desafío, siempre decimos: 'Ya lo resolverá mi yo del futuro'", asegura. "Nuestra filosofía es una filosofía on the go", recalca.

Finalmente, ¿cómo define David Moreno las marcas? "Lo cierto es que en Hawkers lucha por la indefinición de las marcas, por que las marcas no se tomen a sí mismas demasiado en serio. Nuestro objetivo es convertir nuestra marca en riqueza, aunque no sea en riqueza para nosotros", concluye.

Te recomendamos

CONECTADOS

EVO Banco

Podcast

SomosQuiero

Atres

Compartir