Anunciantes

Jean-François van Booxmer, CEO de Heineken

Heineken o cómo la fabricación de cerveza puede construir un mundo más sostenible

La sostenibilidad se erige como la piedra angular del modelo de negocio de Heineken. Estas son sus claves para lograr su objetivo.

heinekenÉrase una vez un lugar no muy lejano. Un congreso que reunía a más de 1.000 altos directivos de la industria y la distribución.

Un encuentro para intercambiar opiniones y experiencias con otros profesionales del sector y que permitía identificar oportunidades de negocio.

Sobre esta narrativa se ha celebrado en el madrileño Palacio de Congresos este jueves 25 de octubre el 33º Congreso AECOC de Gran Consumo.

Una cita en la que hemos podido tomar el pulso a este sector de la mano de profesionales como Jean François van Booxmer, CEO de Heineken.

“Es importante que las empresas dejen oír su voz. El mundo empresarial se esconde demasiado cuando se habla de cuestiones políticas”, ha comenzado poniendo el foco en la sostenibilidad.

Un factor primordial en los tiempos que corren si queremos hablar de futuro empresarial.

La reestructuración sostenible de Heineken

Una empresa que opera en más de 170 países con 300 marcas y que el año pasado vendió 288 billones de hectólitros de cerveza.

La trasformación estratégica de Heineken (2000 – 2015) se ha centrado en la diversificación de su negocio.

El cambio demográfico ha obligado a la reestructuración tecnológica de la empresa con el cierre de 48 empresas en Europa.

La población consumidora de cerveza ha descendido en el viejo continente pero ha aumentado en otras regiones. En este proceso la tecnología ha desempeñado un papel fundamental.

“Hemos comprado muchas marcas locales y otras que podemos exportar e internacionalizar. La gama de productos se ha dinamizado”.

Hecho directamente relacionado con los cambios en los hábitos y expectativas de los consumidores.

“Somos una empresa internacional y esto requiere una transformación cultural sin perder nuestra esencia. Hace 35 años los dirigentes de la empresa eran todos holandeses y ahora son internacionales”.

"Las prioridades de nuestro negocio orientadas al crecimiento a largo plazo se centran en la atención al cliente. Tenemos que tener la valentía de decirle a los inversores que no hay negocio que hacer sin contar con los clientes. No creamos valor para los accionistas. Lo hacemos para crear valor con el cliente".

Así se fabrica una cerveza sostenible

En términos de sostenibilidad el negocio de la fabricación de la cerveza está muy descentralizado.

"La sostenibilidad es algo que debemos plantearnos de forma constante", recalca señalando que "cuando nos damos cuenta de que lo que estamos haciendo afecta al futuro, cambiaremos las cosas".

"Ahora el cuidado del medio ambiente es mucho más importante que hace 30 años". La compañía considera de vital importancia la salud y seguridad de sus empleados.

"Si no se invierte en esto no hay negocio que hacer. Es la piedra angular de la sostenibilidad del negocio".

Estamos ante un modelo empresarial en el que se consumen grandes cantidades de agua.

"Como utilizamos muchos recursos nos hemos centrado en las medidas que nos permiten ahorrarla". Actualmente se utilizan tres litros de agua para fabricar uno de cerveza. El objetivo de la compañía es reducir cada vez más esta cantidad.

La importancia del ahorro de agua

"Trabajamos en el reabastecimiento de los cauces hidráulicos de las regiones en las que estamos presentes", como la rehabilitación de las tierras húmedas en Doñana.

"Son iniciativas locales pero nuestro compromiso en los próximos 10 años es focalizarnos en las fuentes de agua de los lugares en los que operamos para reciclar el agua y que pueda ser utilizada para usos como la agricultura".

"Para el año 2020 asumimos la reducción de emisiones de carbono de nuestras cerveceras y ya lo hemos logrado", ha expresado indicando que están cumpliendo con este objetivo. "Invertiremos notablemente en la reducción de la huella de carbono en los próximos años".

Aquí el sector transporte requiere un gran trabajo de colaboración para reducir la citada huella. "No es algo que se pueda hacer aisladamente. Hago un llamamiento muy serio porque sólo podremos lograr cumplir con los objetivos de sostenibilidad si lo hacemos juntos".

Van Booxmer ha señalado que casi el 80% de los cereales con los que trabaja Heineken son de secano. El 20%/25% de cereales de regadío se cultivan cada vez más bajo programas sostenibles.

Heineken crece con las comunidades en las que está presente. Así lo demuestran iniciativas como el desarrollo de planes de acceso a sanidad de calidad en territorios de África.

"El elemento más importante de todo es saber que producimos un producto procedente de la agricultura. Pero es alcohólico por lo que es responsabilidad de nuestra empresa asegurarnos de luchar contra el consumo abusivo del alcohol. Una responsabilidad que se centra en la comunicación y transparencia", ha concluido.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir