Anunciantes

Así se gestó el (fortuito) logo de Los Beatles

Hey Branding: Así escribieron Los Beatles la partitura de su icónico logotipo

El emblemático logo de Los Beatles, que no fue marca registrada hasta los años 90, debe su nacimiento (100% gratuito) al azar puro y duro.

beatlesDurante sus primeros años de andadura musical Los Beatles, quienes se precian (con todo merecimiento) de ser una de las mejores bandas de todos los tiempos, no tuvieron ningún logotipo a su vera. De hecho, ningún emblema (asociado únicamente y exclusivamente al grupo de Liverpool) quedó estampado para la posterioridad en los álbumes de Los Beatles (los editados en su Reino Unido natal al menos).

El icónico logotipo de Los Beatles cobró vida por primera vez en la batería de Ringo Starr allá por el año 1963, tres años después de que John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y el propio Starr alumbraran en Liverpool una de las bandas musicales más influyentes de todos los tiempos.

Starr compró la batería Ludwig donde acabaría cobijándose el logotipo de Los Beatles en Drum City, una tienda sita en la Shaftesbury Avenue de Londres. Fundado por Ivor Arbiter en 1929, aquel establecimiento era particularmente popular entre quienes tocaban música jazz.

Cuando Starr puso por primera vez pie en Drum City acompañado del mánager de la banda Brian Epstein, Los Beatles eran ya bastante conocidos y habían presentado su primer álbum de estudio (“Please Please Me”) apenas un mes antes.

Quizás por ello, y pese a que Arbiter aseguraría más tarde que no había oído hablar jamás de Los Beatles, el propietario de Drum City accedió a ceder al bueno de Starr su último kit “Ludwig Downbeat” (valorado en 238 libras) de manera totalmente gratuita a condición de que la marca Ludwig fuera bien visible en la batería.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Al parecer, Arbiter había firmado un acuerdo de distribución en exclusiva con Ludwig y quería otorgar a ésta algo de publicidad.

Epstein accedió a las exigencias puestas sobre la mesa por Arbiter a condición de que el nombre de la banda tuviera también una visibilidad prominente en la batería, según recoge Fast Company.

Entonces, y para sellar lo que prometía ser un lucrativo acuerdo para ambas partes, Arbiter esbozó sobre el papel el que terminaría siendo el logotipo de Los Beatles, haciendo la “B” considerablemente más grande que el resto de las letras y alargando la “T” de la característica forma que hoy todos conocemos.

A continuación, y por el módico precio de 5 libras, Epstein encargó a Drum City que se encargara de pintar el logo en el tambor frontal de la batería. Arbiter le proporcionó el primitivo esbozo de su logo a un pintor local, Eddie Stokes, que fue quien acabaría finiquitando el emblema de la banda.

El logotipo permaneció tal y como había sido estampado originalmente sobre el tambor por Eddie Stokes hasta una actuación de Los Beatles en el Olympia Theater de París el 4 de febrero de 1964. Algunos dicen que aquel mítico tambor está en posesión de Ringo Starr, mientras que otros apuntan a Paul McCartney como su actual dueño.

La banda hizo que su primigenio logo pasara por chapa pintura. Y el nuevo, utilizado por primera vez en la batería del grupo el 9 de febrero de 1964 en el programa The Ed Sullivan Show, era ligeramente diferente al anterior (y también más poderoso).

beatles

El logotipo, salido de nuevo del pincel de Stoke, ocupaba la mayor parte de la superficie del tambor frontal de la batería y utilizaba una tipografía considerablemente más gruesa. Ese logo fue el utilizado por la banda en su primera gira por Estados Unidos.

Después de aquel primer retoque el logo cambió ligeramente hasta siete veces en el periodo comprendido entre 1963 y 1967.

El logotipo jamás se abrió paso en ninguna cubierta de los álbumes del grupo. Quizás por ello el logo de marras no se convirtió en marca registrada hasta los años 90, cuando Apple Corps (la corporación detrás de Los Beatles) tuvo a bien registrarlo. Sólo entonces la banda se propuso sacar rédito a un logo 100% gratuito estampado sobre una batería por la que Los Beatles tampoco pagaron un solo penique.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir