Anunciantes

Un híbrido de perro, mono y bebé bailotea en este descacharrante spot de Mountain Dew

mountainLa publicidad pierde a veces el seso, también cuando está de por medio el gran evento publicitario del año al otro lado del charco, la Super Bowl, donde los anunciantes llegan a desembolsar 5 millones de dólares por spots de apenas 30 segundos.

Aunque teniendo que poner semejante cantidad dinero sobre la mesa, las marcas deberían andar con mil ojos para evitar que se les desenrosquen los tornillos (de la cordura), hay una marca, Mountain Dew, que ha decidido caer en las redes de la locura más absoluta con motivo de la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

El spot de la marca de refrescos para la Super Bowl, que eleva la demencia publicitaria a la enésima potencia, está protagonizado por un extraño híbrido de cachorro de perro, de mono y de bebé (humano).

Este mutante, bautizado por Mountain Dew con el nombre de “Puppymonkeybaby”, se las ingenia para sacar del sofá a tres jóvenes con muy poca marcha (hasta que se topan con semejante engendro).

El absurdo protagonista del anuncio de Mountain Dew logra sacar a los jóvenes del letargo con un cubo lleno hasta arriba de latas de Mtn Dew Kickstart, que es también, como el portador, un híbrido de tres cosas diferentes (y geniales): Mountain Dew, zumo de fruta y cafeína.

Aunque definitivamente mucho más loco, el nuevo spot de MouNtain Dew, firmado por BBDO, sigue los mismos y surrealistas derroteros inaugurados el año pasado por la filial de Pepsico en la Super Bowl, donde no participaba desde el año 2000.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir