Anunciantes

H&M, C&A y 3M, acusadas de trabajos forzados en una cárcel china

H&M, C&A y 3M, en la picota por utilizar supuestamente presos chinos como mano de obra

h&mLos gigantes de la moda H&M y C&A y la multinacional estadounidense 3M están actualmente en el ojo del huracán tras la publicación de un reportaje en Financial Times que asegura que las tres compañías habrían utilizado a internos de una cárcel china emplazada en las inmediaciones de Shanghái como mano de obra para fabricar envases paras sus productos.

El reportaje de Financial Times lleva la firma de Peter Humphrey, un investigador corporativo británico y ex periodista, que pasó 23 meses en una prisión de China (Qingpu) por obtener presuntamente registros privados de ciudadanos chinos y vender después las informaciones a empresas como la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline.

En su artículo, publicado la semana pasada, Humphrey describía pormenorizadamente su periodo en la cárcel y daba cuenta también de los trabajos llevados a cabo por sus compañeros de prisión.

De acuerdo con el relato de Humphey, los prisioneros de Qingpu estuvieron involucrados al parecer en la producción de envases en los que eran claramente visibles los logos de 3M, C&A y H&M.

Los presos de la prisión donde el investigador permaneció recluido 23 meses fabricaban asimismo textiles y otros componentes, si bien en este caso concreto Humphrey no sabe con exactitud las marcas que estarían detrás de tales productos.

Ante la gravedad de las acusaciones vertidas por Humphrey en el Financial Times, una portavoz de H&M, una de las empresas puestas en la picota, ha asegurado que la compañía está analizando los hechos y que no puede confirmar aún si son o no ciertos.

“Es completamente inaceptable instalar fábricas dentro de las prisiones. Esto viola seriamente los marcos regulatorios que nuestros proveedores deben seguir”, recalca la portavoz de H&M.

Por su parte, Jeffrey Hogue, responsable de sostenibilidad de C&A, ha subrayado que la compañía se toma muy en serio las acusaciones y dice estar mirándolas con lupa.

“Tenemos una política de tolerancia cero ante cualquier forma moderna de esclavitud, incluido el trabajo forzado, en condiciones de servidumbre o en prisión. Si detectamos un caso, terminamos inmediatamente nuestra relación con el proveedor”, señala Hogue.

3M, cuyas políticas vetan también expresamente el trabajo forzado, dice estar investigando las acusaciones vertidas contra la compañía en el artículo de Financial Times.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir