Anunciantes

H&M y C&A vetan las prendas de angora tras un "atroz" tirón de orejas por parte de PETA

angoraH&M y C&A han decidido comprometerse a no volver a producir por el momento prendas de angora. ¿La razón que ha llevado a estas dos multinacionales a vetar la ropa de angora en sus tiendas? Un demoledor vídeo de la organización protectora de animales PETA ha sido el detonante de esta sorprendente decisión.

En este vídeo PETA muestra la tortura que sufren los conejos de angora en China para ser desprendidos a la fuerza del pelo con el que se fabrican después prendas de ropa y complementos. El vídeo, en el que destacan los gritos de dolor que padecen los conejos de angora al ser despojados de su piel, hace hincapié en que el pelo de estos animales se desprende de forma natural pasados unos meses y que no es necesario en realidad torturarlos para hacerse con su codiciada lana.

La dureza del vídeo, difundido hace unos días por PETA en Alemania, ha provocado gran indignación en el país germano, tanto que C&A se ha apresurado a anunciar que no volverá a realizar encargos de prendas de angora en el futuro. Eso sí, la cadena de ropa niega estar al tanto de la tortura a la que se somete supuestamente a los conejos de angora para producir prendas con su pelo. Además, C&A recalca que su empresa no produce de manera directa las prendas de angora sino a través de intermediarios.

Aparte de C&A, también la cadena sueca de moda H&M ha decidido tomar cartas en el asunto y ha anunciado que no “acepta de ninguna manera el maltrato animal” y que por eso ha decidido paralizar la producción de prendas de angora. “En el futuro sólo admitiremos lana de angora procedente de granjas en las que los animales vivan en buenas condiciones”, asegura H&M, que se ha comprometido a llevar a cabo más controles entre sus proveedores de angora. La firma escandinava dará además a sus clientes la posibilidad de devolver las prendas fabricadas con angora previamente adquiridas en sus tiendas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir