Anunciantes

La empresa alemana Otto "mata" su icónico catálogo

El icónico catálogo de Otto ("primo" de Venca y La Redoute) dejará de editarse

Después de 68 años al pie del cañón, el catálogo impreso de Otto, todo un icono en tierras alemanas, pasará a mejor vida.

ottoPara generaciones enteras de alemanes el catálogo de Otto constituyó la primera ventana desde la cual se asomaron al universo del gran consumo. Sin embargo, la era inaugurada en su día por este emblemático catálogo pasará definitivamente a la historia el próximo mes de diciembre.

¿Los “culpables” de la muerte de esta auténtica leyenda en tierras germanas? Los propios clientes de Otto. “Nuestros clientes han acabado suprimiendo por sí mismos nuestro catálogo, puesto que cada vez lo usan menos y utilizan en su lugar nuestros canales digitales”, señala Marc Opelt, presidente de Otto.

El catálogo de Otto es todo un clásico de la sociedad de consumo en su Alemania natal. Desde que viera la luz por primera vez hace 68 años se las ha ingeniado para llegar a millones de hogares y a llevar a su portada a estrellas de la talla de Claudia Schiffer, Heidi Klum o Nena.

A juicio de Opelt, la desaparición del veterano catálogo no constituye, de todos modos, una mala noticia. Es más bien la señal definitiva la “transformación exitosa de las empresas de venta por catálogo en puros retailers online, subraya Opelt.

Otto argumenta que su icónico catálogo había perdido muchísima relevancia como impulsor de las ventas desde hace años. Hoy por hoy sólo el 2% de los ingresos de Otto echan raíces en el catálogo, cuyo valor como plataforma de marketing ha menguado también considerablemente en el transcurso de los últimos años.

Para Otto, que cuenta actualmente en su portfolio con alrededor de 3 millones de productos, el catálogo impreso es un soporte que se le había quedado claramente “pequeño”.

En lugar de editar un catálogo impreso de carácter general, Otto, cuya intención no es divorciarse de manera definitiva del papel, pasará a publicar catálogos individuales con el foco puesto en temáticas como los muebles, los deportes o la tecnología (y pertrechados de contenidos inspiradores).

Estos nuevos catálogos impresos no tendrán puesto el acento específicamente en los consumidores de más edad, sino que estarán pensados para conectar con clientes de todas las edades a través de contenidos de calidad (los que ya vuelca en la actualidad en sus canales online).

Detrás de la supresión del catálogo impreso de Otto podría estar también la nueva estrategia de la compañía, que pretende dar cobijo en su plataforma a productos de todo tipo de marcas.

En este sentido, un catálogo general bajo la marca Otto pondría inevitablemente palos en las ruedas del nuevo modelo híbrido de negocio de la compañía germana.

Si nos detenemos en España, Venca, el equivalente patrio a Otto, sigue editando su emblemático catálogo. Tampoco ha prescindido de su catálogo de papel La Redoute, que aunque de origen francés, opera en nuestro país desde hace décadas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir