Anunciantes

IKEA pone los cuernos al minimalismo con el maximalismo

IKEA cambia el minimalismo por el maximalismo en una colección que es "feúcha" adrede

El minimalismo, que ha sido santo y seña de IKEA durante décadas, es dejado en un segundo plano en una nueva y singularísima colección integrada por objetos "bonitos, feos y adorables" (todo a la vez).

ikeaLos días en que IKEA era sinónimo de minimalismo (convenientemente adaptado a las masas) parecen haber pasado a la historia, al menos en parte.

Después décadas jurando amor eterno al minimalismo, la célebre marca sueca de muebles parece decidida a echar “canitas al aire”. Prueba de ello es Föremål, una singularísima colección de objetos de decoración que hacen suya la máxima del maximalismo y se zafan de la característica estética de artículos fabricados en masa de IKEA para dejarse poseer por el espíritu de los objetos hechos a manos (y dignos de ser coleccionados).

En palabras de la propia compañía escandinava, los artículos que forman parte de la colección Föremål de IKEA son “bonitos, feos y adorables” simultáneamente (y tienen gracias a su rara idiosincrasia muchísimas posibilidades de ganarse las simpatías del consumidor).

La colección Föremål (objeto en sueco) lleva la firma del renombrado artista del cristal y la cerámica Per B Sundberg. Las piezas alumbradas por Sundberg se pasean por museos de todos los rincones del planeta y ahora también, gracias a IKEA, por los hogares de millones de personas.

“Disfruto haciendo cosas diferentes y desafiando las expectativas de la gente”, señala el artista. “Que uno de mis diseños se fabrique industrialmente y pueda venderse a apenas 10 dólares hace definitivamente mucho más accesible mi arte al gran público. Y eso indudablemente me gusta”, apostilla Sundberg.

La colección, cuyos artículos más pequeños cuestan todo menos de 30 dólares, incluyen finos y delicados candelabros con forma de caniche confeccionados con aluminio y acero, y divertidos floreros que toman prestada sus formas (inesperadas) a setas, plátanos y calaveras.

Los objetos más grandes (entre los cuales destacan las fundas para cojines, las alfombras y las cajas de almacenaje) son dueños de oscuros y caleidoscópicos diseños que exudan barroquismo por todos los poros (como si fueran antiquísimas piezas heredadas de las que resulta impensable desprenderse pese a su exultante fealdad).

De acuerdo con IKEA, cada una de las piezas que forman parte de Föremål es diferente, representa mucho más que un función concreta y va definitivamente más allá de la razón.

La colección Föremål aterrizará en las tiendas de IKEA acompañada de un libro con los trabajos de Sunbberg y con prólogo de Marcus Engman, director de diseño de la empresa sueca.

Puede que los universos de Sundberg y de IKEA tengan a priori pocos puntos en común, pero “los dos tenemos la misma curiosidad y estamos espoleados por idéntico deseo a desafiar las normas”, destaca Engman.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir