Anunciantes

IKEA renueva el espíritu del famoso sueño americano

ikea-sueno-americanoEl famoso sueño americano lleva un tiempo resentido y más ahora, con la campaña electoral de dos candidatos en la que uno de ellos representa unos cuantos pasos atrás socialmente hablando.

Hillary Clinton ha proclamado que “la construcción de una economía que funcione para todos, no solo los que están en la parte superior, es el principal reto de nuestro tiempo”, mientras que Donald Trump versa más contundente: “nuestro país se va al infierno. Nos estamos convirtiendo en un condado del tercer mundo”.

A pesar de que los líderes norteamericanos estén un poco desesperanzados – o pretendan desesperanzar con su competencia a sus posibles votantes -, IKEA mira el panorama desde un prisma distinto.

Se trata de un tema delicado y ello supone que las marcas quieran desmarcarse de algo así, pero IKEA va al corazón de este “problema” en su nueva campaña: “¿Qué pasó con el sueño americano?"

Junto con la unidad de inteligencia de Economist, llevaron a cabo un estudio que sacó a relucir que la idea de ese sueño ha cambiado significativamente.

"Una de las cosas que hemos visto desde la recesión de 2008 es un cambio en la percepción de las personas sobre lo que significa hacer cosas en la sociedad actual”, dijo Christine Whitehawk, gerente de comunicaciones de IKEA de Estados Unidos. "Así que se puede vislumbrar un cambio latente."

Ese cambio, de acuerdo con IKEA, significa que los consumidores están midiendo el sueño americano menos en términos materiales de acumulación y más en términos de creación de recuerdos.

En otras palabras, un megaretailer construido sobre la venta de una gran cantidad de cosas que mucha gente ha declarado formalmente que las personas son más importantes que las cosas.

De hecho, es sorprendente ver el grado en que el materialismo tiene un asiento trasero en la última comercialización de IKEA."Hoy en día, no se trata de tener más, sino de tener experiencias más pequeñas y más significativas."

Se están centrando en potenciar la marca IKEA, tratando de generar populismo. "En IKEA, creemos que todo, desde la lámpara a su sofá debe trabajar tan duro como lo hace”. El público ya no son tanto jóvenes vivaces sino personas reales, gente de mediana edad agobiados por su día a día.

“La idea de preguntar a dónde fue el sueño americano no pretende mostrar que éste se ha esfumado”, explica Leslie Stone, director de servicios estratégicos para Ogilvy, "pero que las personas lo están viviendo todos los días en diversas formas."

Whitehawk añadió que el nuevo trabajo creativo de IKEA es también un intento de hacer que la marca sea más accesible al ramificarse desde los principales mercados donde IKEA es ya familiar, muchos de ellos poblada de los estadounidenses que luchan por permanecer en la clase media.

"Estamos tratando de hacer llegar el mensaje de que estamos aquí para asociarse con aquellos que desean trazarse una vida mejor, la cual desee vivir todos los días. Cualquiera que sea la definición del sueño americano de una persona, IKEA puede ayudar a hacerlo realidad”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir